A partir del 2020, Colombia prohibirá la caza deportiva

La Justicia determinó que se trata de una actividad que promueve el maltrato animal.

La Corte Constitucional de Colombia declaró inconstitucional las normas que autorizan la caza deportiva en el país. Según el magistrado Antonio José Lizarazo Ocampo, éstas iban en contra del deber constitucional de proteger el medio ambiente y las especies animales.

“No es constitucionalmente admisible matar o maltratar animales con el único propósito de la recreación, con la única finalidad de la recreación, porque eso es incompatible con la obligación o el mandato constitucional de la protección del ambiente, de la cual forma parte los otros seres vivos, los otros seres sintientes”, dijo Lizarazo Ocampo durante una rueda de prensa en Bogotá.

De ahora en más, tanto las autoridades como los particulares que estén relacionados con la caza deportiva, tendrán un año —plazo en el que entrará en vigencia la decisión— para adecuarse a la norma, informó el magistrado.

El Ministerio de Ambiente de Colombia le había solicitado anteriormente a la Corte que prohibiera la caza deportiva, asegurando que con esta práctica causa sufrimiento a los animales y puede poner en riesgo la biodiversidad.

“Este ejercicio solo deriva diversión para los cazadores y crueldad y sufrimiento para los animales, y dista mucho de las actividades de caza realizadas por las etnias colombianas para su subsistencia, o de las actividades de control poblacional que practican las comunidades o pescadores en cualquier río de Colombia”, dijo el Ministerio en un comunicado que se conoció un día antes de que la Corte se refiriera al tema.

Hasta el fallo de la Justicia, seis especies de animales eran las que podían ser capturadas con fines deportivos: el pato barraquete, el pato pisingo o iguaza, la perdiz común, la torcaza y paloma silvestre, y el venado colablanca.

En noviembre del año pasado, la Procuraduría de Colombia también se pronunció en contra de esta práctica, pues el órgano de control dijo que “matar a un animal por recreación es desconocer los progresos alcanzados en materia de protección ambiental en el país”.

El organismo de control, por entonces, dijo que la caza deportiva desconocía el deber de proteger a los animales “como seres sintientes y no como cosas. Este tipo de caza no se trata de una actividad justificada en razones de subsistencia, ni de control poblacional de las especies”.

Según el juez Ocampo, la pesca deportiva no entra en esta decisión pues “la Corte no recibió ni evaluó cargos de constitucionalidad sobre la posible inexequibilidad de la pesca deportiva, por lo que no es competente para pronunciarse sobre el asunto”.

Fuentes:

– Colombia prohíbe la caza deportiva de animales por considerarla maltrato / CNN

Foro Ambiental