Tiburones, leones, jirafas y chimpancés: las nuevas especies que necesitan protección urgente

Hasta hace un tiempo eran animales que se encontraban bajo control, pero ya no. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha decidido incluir 34 especies nuevas entre las catalogadas como las de mayor riesgo y con grandes necesidades de protección.

 

El anuncio, realizado durante la Convención sobre Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) en Filipinas, incluye leones, chimpancés, leopardos y jirafas, que entraron por primera vez en esta categoría.

“Aunque en muchos países de África austral las poblaciones de jirafas están en una situación favorable, sus efectivos disminuyen en general en todo este continente, con una población restante en estado silvestre de menos de 90.000 individuos”, afirmó el organismo internacional, que también incluyó en el listado final a quince tipos de buitre y la foca del caspio, que es endémico del mayor mar interior del mundo.

Las principales causas de la pérdida de ejemplares son la caza furtiva, el tráfico ilegal y la destrucción de hábitats, que casi siempre están asociados a motivos comerciales. También se encuentran en riesgo una amplia variedad de tiburones, entre ellos el blanco, el pez más grande del mundo. Filipinas, el país anfitrión del evento, había presionado para tener en cuenta a esta especie, que se ha convertido en una gran atracción turística.

De acuerdo a Bradnee Chambers, secretario ejecutivo de la CMS, el objetivo es que las naciones en las que se encuentra cada animal se comprometan a sumar esfuerzos para protegerlo. “Si la especie se mueve por todos esos países, todo el mundo tiene que colaborar”, dijo.

El caso del chimpancé es uno de los que más preocupa a las autoridades. Esto se debe a que en los últimos años ha perdido gran parte de su espacio natural y el número de ejemplares sigue disminuyendo. “En tres generaciones, los efectivos poblacionales de este pariente cercano del ser humano han disminuido en un 50%, especialmente en las zonas occidental y oriental del área de distribución histórica”, resalta la ONU.

Para el leopardo y el león, por su parte, se adoptó la “Iniciativa para carnívoros”, un nuevo plan que la CMS y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) pusieron en práctica y que pretende intensificar las políticas proteccionistas sobre los grandes carnívoros de África. Los expertos estiman que en todo el continente los rangos históricos de los leones han disminuido un 17%, mientras que los leopardos un 51%.

Asimismo, otro de los animales más castigados es el oso Gobi, que está en grave peligro de extinción. En la actualidad, solo quedan en estado silvestre 45 individuos de esta subespecie del oso pardo, repartidos entre Mongolia y China.

“Estamos intentando hacer que China se convierta en miembro de la convención. Hemos intentado que se comprometan y han estado haciendo unas cuantas cosas de hecho”, concluyó Chambers.

Fuente: Foro Ambiental