Surgen dudas sobre la organización de la próxima Cumbre del Clima en Chile

Cuando Chile fue destinado como la sede de la COP 25, la cumbre del cambio climático más importante del mundo, generó una gran expectativa para el desarrollo de políticas ambientales en la región. Sin embargo, con el correr de los meses, la organización del evento en el país trasandino comenzó a mostrar contratiempos e improvisaciones.

Es que el presidente Sebastián Piñera podría haber prometido más de lo que puede cumplir Chile cuando se ofreció como opción, después de que Brasil se retirara. El país tiene solo un gran centro de convenciones, y está reservado en diciembre, fecha en la que se estipula la realización de la cumbre.

En una carta oficial a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Gobierno de Chile pidió posponer la reunión anual hasta enero, una solicitud que fue rechazada por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

La cumbre anual atrae a delegados de todo el mundo, así como a reporteros y organizaciones no gubernamentales. En la COP24 en Katowice, Polonia, en diciembre pasado, hubo 22.771 participantes registrados. Incluso si el centro de convenciones Espacio Riesco de Chile estuviese disponible y pudiera adaptarse a muchas personas, la Ciudad de Santiago tendrá dificultades para encontrar espacio para todos.

Cada edición, la Cumbre del Clima reúne líderes políticos, miembros de la sociedad civil, del sector privado, académicos e investigadores, pueblos indígenas y jóvenes de todo el mundo para debatir compromisos que afronten el cambio climático a nivel internacional. En la actualidad, la capital de Chile tiene poco menos de 19.000 camas hoteleras, según datos del Ministerio de Economía.

La propia Ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, reconoció que esperaban tener más tiempo para la organización y anunció que el Ejecutivo le pedirá al Congreso que autorice el gasto de 35 millones de dólares. La oposición, por su parte, afirmó que “esto demuestra la improvisación y el desorden que tiene el oficialismo en materia de política exterior”.

El presidente de la comisión de Medio Ambiente del Senado, Guido Girardi, anunció que citará a la ministra Schmidt para que explique las razones por las cuales, a 9 meses de la realización del evento, todavía no existe ni siquiera un lugar físico para su desarrollo.

“El Gobierno no puede actuar desordenadamente e indicó que esta cumbre “no puede ser como un mundial de fútbol”, aseguró el comisionado. Por el momento, la COP25 aún está programada del 2 al 12 de diciembre, según el calendario en el sitio web de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Fuentes:

– Oposición afirma “improvisación” en política exterior por cumbre del Cambio Climático en Chile / biobiochile.cl

– Chile podría tener problemas para albergar la cumbre de cambio climático / Perfil

Foro Ambiental