Santo Domingo, el bosque reforestado que disminuyó 500.000 toneladas de CO2 en una década

Está ubicado en la provincia de Corrientes y es una iniciativa de la farmacéutica Novartis.

 

Cada vez más empresas médicas reconocen la necesidad de comprometerse con el cuidado del medio ambiente. En Argentina, una de las pioneras, ha sido Novartis, que desde hace 11 años cuenta con uno de los proyectos más importantes del sector para la conservación del entorno y la lucha contra el cambio climático.

Se trata de “Santo Domingo”, un predio ubicado en la localidad correntina de Ituzaingó, donde la farmacéutica de origen suizo ha plantado en una década más de 3.000 millones de árboles de veinte especies, logrando disminuir 500.000 toneladas de CO2, lo que equivale a la emisión de 145.000 autos en un año.

“Santo Domingo tiene como meta la captura de dióxido de carbono, por medio de los árboles, que limpian el aire. Es una respuesta al cambio climático y al deterioro del aire en nuestro planeta”, destacan desde Novartis. 

El de Argentina es el más exitosos de los cuatro proyectos de reforestación que Novartis tiene en el mundo. Los otros se encuentran en Colombia, Mali y China.

Siguiendo los lineamientos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), este campo de 3.400 hectáreas protege toda la cadena de valor del bosque nativo reforestado. Desde las especies plantadas, la fauna del lugar (aves, anfibios, micromamíferos), el agua y sus humedales, hasta el empleo y las economías locales.

El proyecto también cuenta con la certificación de la Forest Stewarship Council, sello de calidad que se otorga a los procesos de reforestación que cuidan la cadena de calor de los bosques. La provincia de Corrientes, con sus esteros, presenta un ecosistema privilegiado y con uno de los acuíferos de agua dulce más grandes del mundo.

Entre los próximos objetivos, Novartis buscará que Santo Domingo capture 600 mil toneladas de dióxido de carbono en 2020 y cuatro mil millones de toneladas, para 2040. “Este programa forestal es el eje principal de la política ambiental y se pone a la vanguardia del desarrollo sostenible en la Argentina”, concluyen desde la compañía.

Fuente:

Foro Ambiental