Para restaurar bosques incendiados, en Jujuy se plantarán 12 mil árboles nativos

Se trata de un proyecto piloto que el Gobierno Nacional buscará replicar con otras provincias afectadas por el fuego.

 

En el marco del programa Estrategia Nacional para Restaurar Áreas Incendiadas, el Ministerio de Ambiente de Jujuy plantará alrededor de 12 mil árboles autóctonos en los bosques de la provincia que se incendiaron entre 2009 y 2013.

“Vamos a recuperar áreas boscosas que fueron afectadas por incendios de considerable magnitud, restaurando de esta manera el equilibrio ecosistémico de esos lugares, los servicios ambientales que prestan, y contribuyendo a la capacidad de regeneración de la naturaleza impactada”, afirmó la ministra María Inés Zigarán.

El proyecto abarcará cuatro áreas afectadas de la región de Vinalito, ubicada en el departamento de Santa Bárbara. Allí se plantarán especies de cedro, lapacho, afata, tipa blanca, tipa colorada y pacará, además de incorporar sistemas de monitoreo y de mantenimiento.

“Venimos trabajando en la implementación de diversas acciones en territorio, y en este caso en una en particular que nos da la oportunidad de ejecutar nuestra política de desarrollo sustentable y conservación de la biodiversidad”, sostuvo la funcionaria, que también destacó el trabajo del equipo de la Brigada de Incendios Forestales, a cargo de las tareas.

Con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), esta iniciativa forma parte de una prueba piloto impulsada por el Gobierno Nacional, que pretende lanzar un plan para recuperar áreas afectadas por el fuego en diferentes partes del país.

“Hoy estamos viendo como recomponemos esos bosques para que sirvan no solamente como corredores o lugares donde la biodiversidad se desarrolla, sino también como alguna apuesta a un futuro desarrollo en el marco del manejo forestal sustentable”, describió el Secretario de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, Antonio Alejo.

Ezequiel Balducci, responsable del grupo de investigaciones forestales de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA de Yuto explicó que, como parte del proyecto, van a “instalar en cada uno de los sitios (afectados), diez hectáreas a modo de parcelas experimentales, para ensayar distintas estrategias de restauración o recomposición del bosque”.

La utilización de técnicas distintas, de acuerdo al especialista, le servirá a los ingenieros forestales para evaluar cuál es la más eficiente en cada caso. Las primeras plantaciones fueron hechas en la selva pedemontana de Yungas y los responsables del proyecto deberán evaluar tanto a la plantación en sí, como el proceso de regeneración y el rebrote natural que se dió en el bosque, después del incendio.

La ministra Zigarán resaltó que la recuperación de bosques incendiados forma parte de las de las metas nacionales y provinciales para combatir los efectos del calentamiento global y agregó: “Restaurar los bosques significa apostar a fortalecer la perspectiva Jujuy Verde, porque los árboles son sumideros de dióxido de carbono y ayudan a sanear el ambiente en el que vivimos”. 

Fuente: Foro Ambiental