Rental Bike Argentina: “Las bicicleterías se encuentran entre los comercios menos contaminantes”

Los responsables de esta marca que brinda servicio técnico, alquileres y tours en la Ciudad de Buenos Aires, hablan de las ventajas del uso de la bicicleta para el medio ambiente, su importancia en el turismo verde y la sostenibilidad de la empresa.

 

Ahorro de dinero, beneficios para la salud y practicidad para transitar. Las bicicletas nunca dejaron de ser medios deportivos y accesibles, pero ante el crecimiento de la conciencia ambiental han logrado reinventarse y hoy cuentan con un protagonismo trascendental en la vida cotidiana de las grandes ciudades, lo que representa una enorme reducción del impacto que a diario generan los vehículos con combustibles fósiles.

El centro mundial por excelencia de esta tendencia es Ámsterdam. En la capital holandesa, más de 800.000 se moviliza por este medio y se estima que un 63% de sus habitantes usa este medio de transporte a diario. Otro caso destacado ocurre con Copenhage, en Dinamarca. En esta ciudad hay más bicicletas (unas 650 mil) que gente (520 mil) y, tal es el arraigo cultural, que la mayoría de los miembros del Parlamento danés van a trabajar en bicicleta.

Bajo un contexto económico distinto, pero con la necesidad de buscar alternativas que tiendan a disminuir la circulación automotriz y su consecuente contaminación, la Ciudad de Buenos Aires también ha sabido captar la onda. La instalación de redes de ciclovías protegidas, más conocidas como bicisendas, no solo significó el incremento de espacios exclusivos para circular en bicicleta sino fomentaron mejores trayectos al del resto de los medios públicos de transporte. Llegar a destinos estratégicos como universidades, escuelas y hospitales pasó a ser una cuestión menos traumática y más simple.

“Aumentó muchísimo en esta década, pero se hizo mucho más evidente en los últimos dos años. Las ciclovías son un incentivo grande para andar más seguro y los medios de transporte masivos no dan una buena respuesta a la demanda. Hay factores que no tienen que ver con lo ambiental que generan el cambio como por ejemplo viajar apretado, la impuntualidad o el maltrato”, dice Fernando Martín Aguirre (42), dueño de Rental Bike Argentina.

Según el último informe privado Copenhagenize Index, la Ciudad Buenos Aires está considerada como la ciudad latinoamericana más amigable para movilizarse en bicicleta.

Creada en 2012, esta empresa se dedica al alquiler de bicicletas y a los paseos guiados como parte del turismo sustentable de la Ciudad de Buenos Aires. A diferencia de otras industrias, que deben realizar acciones y buscar alternativas constantemente para evitar ser contaminantes, Fernando dice que las bicicleterías no solo ofrecen productos o servicios sostenibles sino que también se encuentran entre los locales comerciales que menor impacto ambiental generan.

“Mucha gente ya ha tomado conciencia sobre la importancia que las energías renovables tienen para la prosperidad de nuestro futuro. Entendiendo que ese cambio incluye adaptarnos a otras formas de como trasladarnos, creemos que la bicicleta puede ser la punta de lanza para aplicar todas estas nuevas tecnologías y crear una movilidad más sustentable”, sostiene Gonzalo Profitos (34), socio de la marca.

La Ciudad tiene 215 km de bicisenda y 200 estaciones automáticas de EcoBicis, el sistema de transporte gratuito de bicicletas.

Por eso, más allá de las ventajas que ofrece este tipo de emprendimientos, hace un año Rental Bike decidió dar otro paso fundamental en su crecimiento: convertirse en sí misma en una empresa sostenible. Con ese objetivo, y después de hacer una auditoría de varios meses, cumplieron con todas las metas que el gobierno porteño exige para que la empresa consiga el logo de calidad en Directrices de Gestión Ambiental.

“Nos controlaban todos los procesos que teníamos en el local, desde la reparación y los residuos que genera, hasta el uso del agua y la reducción de papel. Honestamente, no hubo que cambiar demasiados procesos de como los veníamos haciendo: no tenemos compresor, calefactor ni refrigeración, así que la factura de luz se va en 5 lámparas de bajo consumo y una PC”, explica Fernando.

Rental Bike cuenta con dos tours. Uno hacía zona sur que incluye recorridos por San Telmo, Parque Lezama, Casa Amarilla, Caminito, Puerto Madero y Plaza de Mayo, y otro por zona norte que va por Plaza Congreso, Plaza San Martín, Recoleta y termina en El Rosedal. Además, hay una tercera opción que incluye ambos trayectos y un almuerzo en la costanera.

En cada arreglo de bicicletas en el local o en cada viaje, Gonzalo afirma que también trabajan sobre la concientización ambiental con sus clientes. “Predicamos el reúso de partes y la reducción de necesidad de compra: somos partidarios de usar cámaras o repuestos hasta que no se pueden arreglar más, o puedan llegar a ser peligrosos en ese estado. Y aquel que recicla su bicicleta vieja, por más que parezca la bici de Frankenstein, cumple su función igual, y está ayudando al medio ambiente”.

Hacia ciudades más sanas

En la rutina de toda gran urbe, es esencial un transporte efectivo y sostenible. Los embotellamientos y las horas pico suelen ser grande dolores de cabeza para el desarrollo de las actividades diarias, pero también los gases contaminantes que emanan de los caños de escape de autos y vehículos públicos. Por eso, las bicicletas hoy se convirtieron en una respuesta accesible, deportiva y ecológica para la vida cotidiana en la Ciudad de Buenos Aires.

Gonzalo y Fernando coinciden en que este fenómeno responde en buena parte a que “las nuevas generaciones que emprenden proyectos tienen otra mentalidad y conexión con el medio en que viven”. Y, en ese sentido, afirman que son muchos los jóvenes que cada vez están más comprometidos con la protección de la naturaleza.

“De ahí sus ganas de querer dejar una huella positiva en la sociedad, y de dejar la mínima posible para el lugar donde habita. También está la gente moderna pero que no emprende, que se convierte en demanda y está atento a que el producto que consume tenga algún tipo de compromiso medioambiental”, finalizan.