Presentan el primer automóvil eléctrico con baterías de sodio.

Las baterías de sodio surgen como una prometedora alternativa a las de litio, y después de años de destacar sus ventajas, finalmente se materializa con el lanzamiento del primer automóvil eléctrico equipado con esta tecnología. A partir del próximo mes de enero, este innovador vehículo circulará por las calles.

El fabricante pionero en este campo es JAC Motors, una empresa china que presenta esta novedosa opción a través de su marca recién creada en 2023, Yiwei. Volkswagen, que posee la mitad de JAC, respalda este fabricante, mientras que la otra mitad pertenece a Anhui Jianghuai Automobile Group Holdings (JAG), controlada por el gobierno chino. En el caso de la marca Yiwei, Volkswagen tiene el control mayoritario, alcanzando el 75%.

A principios de este año, Yiwei introdujo el modelo Sehol E10X, un vehículo con una autonomía de aproximadamente 252 kilómetros, equipado con una batería de 25 kWh y 120 Wh/kg. Ahora, este modelo se ha transformado en el nuevo Yiwei EV, conservando las características del vehículo presentado meses atrás, pero ahora con una batería de sodio-ion fabricada por HiNA y un cambio de marca.

JAC ensambla las baterías de sodio en una estructura modular propia de la empresa, similar a la CTP de CATL y al Blade de BYD.

El vehículo ofrece una velocidad de carga de 3C a 4C, asegurando la carga del 10% al 80% en aproximadamente 20 minutos.

Hasta el momento, el precio de esta versión con baterías de sodio sigue siendo desconocido. El modelo Yiwei 3, con batería de litio y una autonomía superior de 505 kilómetros, tiene un costo inicial de aproximadamente 12.000 euros al cambio directo (89.900 yuanes).

Las baterías de sodio se han consolidado como una opción seria en sustitución de las baterías de litio. A pesar de su desventaja actual de menor capacidad para almacenar energía, debido a su menor densidad energética, los fabricantes aún prefieren el litio.

Sin embargo, presentan diversas ventajas significativas que no deben pasarse por alto. En primer lugar, son considerablemente más económicas. Además, ofrecen una mayor estabilidad térmica, reduciendo el riesgo de incendios y facilitando su uso en condiciones extremas de temperatura, ya sea en entornos muy fríos o muy cálidos.

Desde Yiwei señalan que las baterías de iones de sodio se convertirán en una categoría relevante de baterías, complementando a las baterías LFP. Estas baterías representan una solución económica que fomentará la popularización de los vehículos eléctricos entre la población, según explican desde la empresa a Carsnewchina.

Yiwei no es el único fabricante que apuesta por las baterías de sodio; aunque fue el primero, otras marcas, como la sueca Northvolt, afirman que estas baterías estarán a la altura de las LFP actuales. Fabricantes europeos como BMW, Volvo, Polestar y Volkswagen también tienen planes con estas baterías. Aunque China ha tomado la delantera, la competencia parece estar en una carrera prolongada.