Por primera vez, Corrientes documenta la presencia de un felino silvestre poco reconocido

Investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) revelan los primeros avistamientos documentados en la provincia de Corrientes del «Margay», L. wiedii, un felino silvestre poco conocido.

Además, estos registros representan los más australes registrados en Argentina para esta especie.

El margay, Leopardus wiedii, es un pequeño felino que se encuentra desde México hasta el norte de Uruguay. Hasta ahora, se había detectado solo en Salta, Jujuy y Misiones en Argentina.

Aunque se había mencionado nominalmente en Corrientes, no existían pruebas de su presencia.

Recientemente, se compartieron los resultados de estos primeros registros en la provincia de Corrientes en un artículo publicado en la Revista «Facena» de la Unne.

Los avistamientos son el resultado de varios años de investigaciones realizadas por el Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (LABOMA) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la Unne, con la colaboración del personal del Establecimiento «Las Marías» en Gobernador Virasoro, Corrientes.

Este descubrimiento amplía el conjunto de carnívoros en Corrientes y expande su rango de distribución 65 km al sur de la ubicación más cercana conocida en Misiones, representando así los registros más australes conocidos en Argentina. Los registros fueron obtenidos principalmente entre 2012 y 2019, utilizando cámaras trampa en bosques paranaenses e incluso en áreas forestales de pinos que podrían actuar como corredores para estos felinos silvestres.

l estudio contó con la colaboración del doctor Mario Chatellenaz y Marlene Zaracho, del Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (Facena-Unne), así como de José Luis Anchetti, María Gabriela Villordo y Alejandro Gabriel Azcarate del Establecimiento Las Marías.

«El descubrimiento del margay, junto con el avistamiento reciente de otro felino moteado, el tirica (Leopardus guttulus), añade dos nuevas especies a la diversidad de mamíferos de Corrientes, y subraya lo poco que todavía se conoce sobre esta fauna», destacó el Dr. Chatellenaz, quien lidera el Laboma.

Características de este gato silvestre

Este felino, de tamaño reducido con un peso promedio de 3,3 kg, exhibe un pelaje moteado con largas manchas negras y rosetas de formas diversas, a menudo alargadas, y con un centro de tonalidad pardo-ocre. Su distribución geográfica abarca desde México hasta la región sur de Brasil, el norte de Argentina y Uruguay. Prefiere habitar en selvas y bosques maduros y secundarios, así como en fragmentos boscosos en áreas de sabana. Cuenta con adaptaciones particulares para su vida arbórea, como la notable habilidad de rotar su pata trasera hasta 180°, lo que le permite descender por troncos con la cabeza hacia adelante.

Su dieta comprende insectos, reptiles, pequeños marsupiales, roedores, murciélagos y aves de reducido tamaño, aunque ocasionalmente puede cazar presas de mayor envergadura.

Amenazas

La principal amenaza para la supervivencia de esta especie en Corrientes probablemente sea la degradación y pérdida de su hábitat, un problema que también afecta a otras áreas dentro de su rango de distribución.

Los campos y malezales representan la ecorregión más rica en biodiversidad de la provincia, aunque menos del 1% de su extensión está bajo protección.

Por lo tanto, es crucial conservar los fragmentos e islas de selva paranaense y los bosques en galería en la ecorregión de campos y malezales, ya que esto contribuiría a la supervivencia del margay, así como de otras especies de mamíferos.

Importancia de estudios

El Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (Facena-Unne) resalta la significancia de confirmar la presencia del «margay» en Corrientes, así como la del «tirica» previamente, como contribución al entendimiento de la fauna local.

Subrayan la importancia de continuar con estudios de campo para comprender la composición de la fauna de mamíferos en Corrientes.