Pelambres: se definen los plazos para remover el megabasural en San Juan

Que Antofagasta Minerals deberá sacar la escombrera clandestina que instaló en la provincia de San Juan entre 2007 y 2012 es un hecho. Así lo determinó la Justicia en agosto, cuando declaró culpable a la compañía chilena de delitos de contaminación y usurpación de agua y suelo. Ahora, lo que resta es resolver los plazos para la remediación.

 

En principio, la minera había presentado oficialmente un plan para quitar en diez años los 20 millones de toneladas de residuos peligrosos que dejó en la localidad de Calingasta provenientes de Los Pelambres, el proyecto minero que tiene en suelo trasandino. Como fue rechazado, durante la última audiencia mostró una nueva propuesta de cinco años y medio.

A pesar de que se redujeron los plazos, el ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensell, señaló que “entre la propuesta de la compañía y la exigencia del Gobierno de San Juan aún hay una diferencia de seis meses”, y aclaró que la aprobación pasa por la decisión del juez federal Leopoldo Rago Gallo.

El ejecutivo cuyano, que un principio le había propuesto a Antofagasta Minerals que simplemente aísle la escombrera, medida que despertó duras críticas y terminó rechazada por la Justicia, hoy exige que la remoción se dé en cinco años, con la posibilidad de la extensión de uno más ante inconvenientes climáticos en la cordillera. La tarea, costaría aproximadamente unos 210 millones de dólares.

Hensel indicó que “la provincia contestará en unos días a la oferta y luego decidirá el juez”, aunque también aclaró: “Tampoco vamos a entrar en una situación de irracionalidad que el plan no se pueda cumplir, pero nuestros técnicos han hecho los análisis y entendemos que puede acortarse”.

A comienzo de año, la minera chilena acordó con el Gobierno de San Juan quitar del megabasural casi 500 neumáticos de camiones debido a que durante su descomposición generan drenajes ácidos que representaban una potencial contaminación sobre el Río Carnicería, uno de los afluentes del Río Los Patos que desemboca en el Río San Juan.

A raíz de este conflicto judicial que se inició hace tres años e incluso motivó la intervención de las cancillerías de Argentina y Chile, hoy hay tres gerentes generales y un director de Los Pelambres en condición de imputados. Desde Antofagasta Minerals el argumento sigue siendo el mismo de siempre: la escombrera se montó del lado argentino porque las autoridades chilenas habían informado mal el límite internacional.

La decisión de la Justicia se conocerá en los próximos días. Luego, la minera, que está entre las mayores productoras de cobre en el mundo, comenzaría a partir de diciembre a limpiar la escombrera, que hoy ocupa 52 hectáreas del lado argentino y mide unos 70 metros de altura.

Fuente: Foro Ambiental