El nuevo Parque Nacional Ciervo de los Pantanos protegerá uno de los humedales más importantes del país

Estará ubicado en el Partido de Campana, a solo 70 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, y abarcará 5.300 hectáreas, que incluyen uno de los 22 sitios Ramsar del país

 

La Provincia de Buenos Aires está cada vez más cerca de tener una nueva área protegida de primera categoría. Luego de que en diciembre pasado se aprobara en la Legislatura, se acaba de promulgar la ley provincial 15.006 que transfiere tierras fiscales a la Nación para crear el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, el cual integrará las actuales 3.000 hectáreas de la Reserva Natural Otamendi junto a otras 1.500 de la Reserva Natural Río Luján y de un sector de islas del delta de Campana.

“El área protegida conformará un espacio significativo para la conservación de la biodiversidad y de la sustentabilidad de los servicios ambientales del humedal, que permitirá desarrollar un nuevo enfoque para la protección de este ecosistema”, afirmaron desde la Administración de Parques Nacionales (APN).

El nuevo Parque Nacional Ciervo de los Pantanos será de capital importancia para proteger uno de los mayores humedales de la provincia, además de ayudar a la conservación de un total de 309 tipos de aves y 49 de mamíferos.

En el caso de la Reserva Natural de Otamendi, creada el 10 de octubre de 1990, es uno de los últimos rincones en donde habita el ciervo de las pampas, una de las especies en peligro de extinción en nuestro país.  Por otro lado, aproximadamente el 90 % de su territorio es bajo e inundable, por lo que, dada su ubicación geográfica dentro de la zona más densamente poblada a nivel nacional, presenta una enorme importancia como humedal, razón por la cual fue declarada sitio Sitio Ramsar (Humedales de Importancia Internacional) hace una década.  

La necesidad de proteger los humedales resulta fundamental ya que estos terrenos representan la principal defensa que tiene la naturaleza para contener los excesos hídricos. Es decir, las inundaciones. En el último tiempo, se instaló una fuerte discusión por los desarrollos inmobiliarios en la cuenca del Río Luján y en el Tigre, donde están rellenando humedales y ocasionando un enorme desequilibrio ambiental.

Con esta iniciativa también se resguardará una importante diversidad de ambientes, tales como la Pampa Ondulada, el Talar de Barranca, el Bañado (integrado por el Pajonal Inundable, Pastizal Salino y Ambientes de Aguas Abiertas como las Lagunas Grande y del Pescado) y el Albardón Costero, que contiene el Monte Ribereño del Paraná o Monte Blanco.

El próximo paso será la aprobación del proyecto por parte del Congreso Nacional. Una vez sancionada la ley, la nueva unidad de conservación iniciará su proceso de consolidación territorial y fortalecimiento institucional.

De esta manera, la Provincia de Buenos Aires pasará a contar con su segundo Parque Nacional tras la creación de Campos del Tuyú en 2009, el cual también previamente había sido una reserva ecológica, en ese caso administrada por la Fundación Vida Silvestre Argentina.

Fuente: Foro Ambiental