No al fracking en La Pampa

Por los riesgos ambientales que esta técnica extractiva puede causar, el diputado provincial Martín Berhongaray presentó un proyecto para impedir su desarrollo en la provincia.

 

El diputado y presidente de la comisión de Ecología de la Legislatura de La Pampa, Martín Berhongaray (UCR-Cambiemos), presentó un proyecto de ley para prohibir la fractura hidráulica, técnica más conocida como fracking, en toda la provincia.

“Debemos reaccionar a tiempo y establecer la prohibición hasta tanto existan las suficientes garantías científicas de que la práctica no originará ningún riesgo de contaminación ambiental”, señaló el legislador.

El fracking es una técnica que consiste en la perforación de un pozo, entubado y cementado, a más de 2.500 metros de profundidad para fracturar la roca y así llegar a las reservas de hidrocarburos.

Debido a la gran cantidad de fluidos químicos que se utilizan en los procesos de extracción, existe un alto riesgo de que aguas superficiales y subterráneas se contaminen. Por otra parte, el suelo y aire también corren peligro a causa de las posibles evaporaciones del líquido contenido en las cisternas y las eventuales fugas en pozos y tuberías.

De acuerdo al proyecto presentado, la prohibición abarcaría las tareas de investigación, prospección y extracción de hidrocarburos. “Hoy claramente esas garantías no existen. Abundan estudios, informes e investigaciones que revelan la alta peligrosidad de muchos de los aditivos químicos que son empleados durante el proceso de fracturación”, remarcó Berhongaray.

Después de China y Estados Unidos, Argentina es el país que mayores reservas de gas no convencional tiene en el mundo. Aunque la mayor parte de estos recursos se encuentran concentrados en Neuquén, también abarcan cuencas pertenecientes a las provincias de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Mendoza.

“La búsqueda de nuevos tipos de yacimientos resulta alentada por un contexto mundial signado por la escasez de los combustibles fósiles y por la llegada inminente a los techos de producción para petróleo y gas, sumados a la nula voluntad por cambiar los patrones de consumo y de producción energética”, agregó al respecto Berhongaray.

Ante los riesgos ambientales que representa, el diputado provincial remarcó que países como Alemania, Francia, Inglaterra y Escocia en la actualidad han prohibido el fracking en sus territorios. En el caso de España, por ejemplo, el Gobierno Nacional se resiste a tomar esta medida, sin embargo, algunas comunidades autónomas (Cantabria, La Rioja y Navarra, ya han legislado en contra).

“Frente a este contexto, no caben dudas de que la exigencia constitucional por la aplicación del principio precautorio manda a oponernos enérgicamente al desarrollo de la actividad”, finalizó Berhongaray.

PROYECTO ANTI FRACKING EN LA PAMPA

Ver el documento completo

Fuente:

  • opsur.org.ar

Foro Ambiental