Minería en Chubut: el Gobierno le abre camino a las multinacionales

El ministro Aranguren estuvo en Canadá por la Feria Mundial de Minería, donde promocionó cuatro proyectos en la provincia, a pesar de la prohibición que allí rige sobre la actividad. Desde el Gobierno, además, reconocieron que buscarán modificar la Ley de Glaciares.

 

Canadá es una de las mayores potencias en materia minera. A nivel doméstico, las leyes que rigen esta actividad son sumamente permisivas y las autoridades políticas proveen apoyos múltiples al sector. Mientras tanto, las compañías tienden a expandir sus inversiones y su poder en otras partes del mundo, como hace Barrick Gold en Argentina.  

Año a año, Canadá organiza la Feria Mundial de Minería, donde se reúnen expositores, inversores, analistas, ejecutivos, geólogos y funcionarios gubernamentales de diferentes países. En la última edición, realizada en Toronto, estuvo presente el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, quien presentó un texto para promover la explotación minera en Chubut, pese a que en la provincia existe legislación que la prohíbe.

Bajo el título “Por qué la Minería en Argentina”, el material que fue impulsado desde la Casa Rosada hizo hincapié en las “bondades” que el país ofrece para el desarrollo de la actividad extractivista y destacó, particularmente, la presencia de cuatro yacimientos mineros radicados en Chubut.

Ante la Asociación de Exploradores y Desarrolladores de Canadá, Aranguren propuso la llegada de capitales extranjeros para explotar tres proyectos mineros (Navidad, Cerro Solo y Laguna Sala) en la Meseta Central y uno (Suyai) en la zona cordillerana de Esquel.

Además del Ministerio de Energía, la comitiva argentina estuvo representada por la Secretaría de Coordinación de Política Minera de la Nación, que conduce Daniel Meilán (que confeccionó el texto), el gobernador de Jujuy (Gerardo Morales), la gobernadora de Catamarca (Lucía Corpacci) y el de San Juan (Sergio Uñac), todas provincias netamente pro mineras.  

Navidad, a cualquier costo

Impulsado por la multinacional canadiense American Silver, la segunda productora primaria de plata, el Proyecto Navidad es un multimillonario emprendimiento que está ubicado en la meseta central chubutense, el mayor reservorio de plata del mundo sin explotar. Pese a que se encuentra suspendido desde que la legislación que prohíbe la actividad en Chubut entró en vigencia, el Gobierno argentino sostuvo en la Feria de Canadá que su puesta en marcha es una meta a cumplir entre 2018-2019.

El Gobierno Nacional, por este motivo, pretende intervenir cuanto antes la Ley provincial 5001 (ahora denominada XVll-68), responsable de que desde 2003 esté imposibilitada la minería a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción, para destrabar el proyecto. En los últimos meses, Aranguren se ha encargado de lanzar campañas de lobby en la región y de conseguir el apoyo de intendentes locales que adhieren, mientras que el presidente Macri, durante el último coloquio de Davos, mantuvo una reunión con el propio CEO de American Silver, Ross Beaty, para impulsar la reactivación de la mina.  

“Lo que viene sucediendo desde que asumió Macri es una embestida aún mayor para avanzar con la minería contaminante. Sobre todo, con el Proyecto Navidad que es el emblema. Habilitar la minería en Chubut sería un gran triunfo para las multinacionales porque podría producir un efecto inverso al que generó Esquel en 2003 en todo el país, después del plebiscito. Ahora también Chubut es muy importante”, afirmó Pablo Lada, miembro del Movimiento Antinuclear de Chubut y de la Unión de Asambleas Patagónicas.

Durante la Feria en Canadá, Meilán dijo que “el país ya no es la región del mundo menos atractiva para invertir” y sostuvo que las expectativas para invertir en la Argentina mejoraron un 65% respecto de 2016. Además, con vistas al año 2025, el Ministerio de Energía propuso triplicar y hasta cuadruplicar el PBI minero mientras que la Cámara Argentina de Empresarios Minero (CAEM) anunció el desafío de atraer 20 mil millones de dólares en inversiones mineras para el período 2020/2021.

Sin embargo, las promesas del Gobierno y las de American Silver, que afirman que la actividad minera generará 9.000 puestos de trabajo en la etapa de construcción y 3.500 en la etapa de operación para el Proyecto Navidad, generan rechazo en los chubutenses y los ambientalistas manifestaron su preocupación por la intención de torcer la voluntad popular.

“Acá, si se habilita la minería, van a venir por todo y esto va a ser un queso gruyere. Chubut es uno de los destinos más deseados por estas multinacionales”, afirmó Lada.

Otras de las compañías que manifestó su deseo de arribar a la provincia fue Minas Argentinas S.A., perteneciente a Yamana Gold Inc., también de origen canadiense. A través del Proyecto Suyai, pretende extraer oro del yacimiento polimetálico ubicado en el Cordón de Esquel y, a diferencia del resto, promete realizar minería subterránea y sin cianuro.

La Ley de Glaciares está en la mira

Lo que era un fuerte rumor o un secreto a voces, ya no lo es. Con el objetivo de promover la llega de inversiones mineras, desde la Casa Rosada reconocieron que piensan reformar la Ley 26.639 que da protección a las áreas glaciares y periglaciares del país.

El secretario Meilán fue quien se encargó de mencionar que, además de ratificar el Nuevo Acuerdo Federal Minero firmado con 17 provincias (Chubut se abstuvo), el Gobierno Nacional pretende enviar un proyecto al Congreso para “mejorar” la Ley de Glaciares.

“Lo primero que se puede destacar de este encuentro es que la Argentina entró claramente en el radar de las inversiones, y así pudimos ratificarlo en este foro que es el más importante del mundo en la búsqueda de exploración minera”, indicó el funcionario.

La polémica iniciativa surgió por pedido de Macri, luego de que en noviembre pasado mantuviera una reunión con empresarios del sector, quienes le aseguraron que, de cambiar algunos puntos de la legislación, podrían ingresar capitales a la Argentina por US$18.000 millones.

El primer paso del Ejecutivo, de este modo, será impulsar una consulta entre los diputados y senadores oficialistas para conocer cuáles son sus posiciones con respecto al tema y, así, poder avanzar hacía la modificación de una de las legislaciones ambientales más importantes del país.

Fuente: Foro Ambiental