Chubut, a la provincia emblema de la lucha contra la minería cada vez la acorralan más

El presidente Macri se reunió en Davos con el CEO de Pan American Silver para destrabar el proyecto que la empresa tiene en la provincia, donde la actividad está prohibida desde el 2003

 

Son tiempos de incertidumbre los que afronta Chubut. El primer territorio de Argentina que le dijo no a la minería a cielo abierto podría reabrir las puertas al extractivismo, uno de los mayores anhelos de la Casa Rosada desde que asumió Mauricio Macri, quien busca penetrar a la provincia con el Proyecto Navidad de la canadiense Pan American Silver, la segunda productora primaria de plata en todo el mundo.

De eso mismo hablaron el presidente y el CEO de la multinacional, Ross Beaty, en el Foro Económico Mundial de Davos. Ambos saben muy bien que, desde la reciente muerte del histórico gobernador Mario Das Neves, la provincia vive una profunda crisis y ven una oportunidad única para avanzar sobre la Ley 5001, la cual prohíbe la actividad desde abril del 2003.

“Diálogo”, “transparencia de los procesos”, “operación ambientalmente impecable”, “nuevas fuentes de trabajo en Chubut” y “desarrollo responsable” son algunas de las frases que repiten desde el Ministerio de Energía de la Nación, dirigido por Juan José Aranguren, para encabezar el formidable operativo que el gobierno impulsa para terminar de alcanzar el visto bueno de Mariano Arcioni, el actual mandatario de Chubut.

Pese y explote

Geólogo, filántropo, fundador de la trasnacional, el magnate Beaty tiene a la provincia entre ceja y ceja y al presidente Macri como habitual interlocutor. Ya habían estado reunidos en Casa Rosada con Aranguren y Eduardo Elsztain como testigos en setiembre pasado y con el mismo objetivo: destrabar el tercero de los proyectos que tiene la compañía en Argentina. Los otros dos, Calcatreu y Manantial Espejo, también están en la Patagonia.

Desde la Casa Rosada afirman que el Proyecto Navidad incuba la reserva de plata más grande del mundo. La propaganda oficial fue clara: “estamos confiados y aguardamos los permisos de la provincia de Chubut para concretar la inversión prevista para la construcción y desarrollo del emprendimiento”.

Según publicó Ezequiel Burgo, el enviado de Clarín a Davos, Beaty –que ha sido condecorado con la Orden de Canadá, como premio a sus donaciones a ONG`s ecologistas- le recordó al presidente que está a la espera de los permisos de la provincia para concretar la inversión prevista para el Proyecto Navidad.

Minería en Chubut

Una gran piedra en el zapato

Aunque el camino parece allanado, desde Cambiemos parecen ignorar que el caso de Chubut fue una bisagra a nivel nacional. La Ley 5001 surgió después del plebiscito en el que el 81% de los habitantes de Esquel se expresaron contra la minería. Esa fue la referencia que tomaron otras siete provincias para vetar la actividad en sus respectivos territorios.

El talón de Aquiles del Proyecto Navidad es, precisamente, el territorio en el que pretende asentarse. En Chubut la minería a cielo abierto mantiene un amplio rechazo social y los asambleístas siguen con atención lo que sucede entre Buenos Aires y Canadá.

“Lo que viene sucediendo desde que asumió Macri es una embestida aún mayor para avanzar con la minería contaminante. Sobre todo, con el Proyecto Navidad que es el emblema. Habilitar la minería en Chubut sería un gran triunfo para las multinacionales porque podría producir un efecto inverso al que generó Esquel en 2003 en todo el país, después del plebiscito. Ahora también Chubut es muy importante”, afirmó Pablo Lada, miembro del Movimiento Antinuclear de Chubut y de la Unión de Asambleas Patagónicas.

Pese a que la empresa y el Gobierno Nacional prometen 9.000 puestos de trabajo en la etapa de construcción y de 3.500 en la etapa de operación, la negativa sigue siendo mayoritaria y para los experimentados ambientalistas es simplemente “un cuento más”, de los tantos que se escucharon en cada oportunidad en que una compañía intentó hacer pie en la provincia.

“Acá, si se habilita la minería van a venir por todo y esto va a ser un queso gruyere. Chubut es uno de los destinos más deseados por estas multinacionales. Navidad está en el centro norte de la provincia, casi al límite con Río Negro, plena meseta. Ellos dicen que hay agua para todo pero la verdad es que la poca agua que hay es de un acuífero que se llama Sacanana”, agregó Lada.

La minería acecha

La reunión de Macri con Beaty no fue el único movimiento que hizo la administración Cambiemos en los últimos días. En su visita a Moscú, el presidente firmó un memorándum con los directivos de Uranium One Group y UrAmerica Sa para que inviertan U$S 250 millones en los yacimientos Cerro Solo, Laguna Salada, Laguna Colorada y Meseta Central y sin la presencia de ningún funcionario de Chubut.

El gobierno también movió a su alfil principal en la campaña minera, Mario Capello, el subsecretario de Desarrollo Minero -de origen radical- que se destacó en tiempos del kirchnerismo por ser uno de los lobbistas más frontales de la actividad en Argentina.

Capello viajó a Vancouver para promocionar “el potencial de la minería Argentina” en Canadá y reunirse con el CEO de Pan American Silver, Michael Steinman. La Secretaría de Minería informó esa actividad junto a su participación en AME Roundap y en Vancouver Resource Investment Conference, dos de las ferias más importantes del mundo en cuanto a inversores y exploradores. La agenda de Capello incluye encuentros con directivos de 30 de las empresas más importantes en este rubro a nivel mundial, como NGEx Resources Inc., Filo Mining Lundin Group, Altamira Gold, Toachi Mining, Uranium Energy Corp, Tinka Resources, Impact Silver, Energold Drilling, Great Panther Silver, Evrim Resources, Agneco Eagle Mines, Wealth Minerals, B2 Gold Corp, Rockcliff Metals Corp, entre otras.

“A pesar de que un 65 por ciento del territorio nacional permanece aún inexplorado, existe una gran cantidad de proyectos en etapa inicial o ‘early stages’, que serán presentados por el subsecretario de Desarrollo Minero en Canadá”, informó la oficina que depende de Capello.

La agenda del Gobierno es vertiginosa. Hace semanas, Aranguren y Capello recibieron en Buenos Aires al ministro coordinador de Chubut, Sergio Mammarelli y a intendentes de 11 localidades de Chubut. ¿El objetivo prioritario? Nuevamente, el Proyecto Navidad, del que se les presentó la llamada “Propuesta de Integración Productiva”. La primera reunión por el tema había sido en diciembre pasado y la tercera será el 21 de febrero cuando, según confirmaron desde el ministerio de Energía, Aranguren viaje una vez más a Chubut.

“Capello está obsesionado con Chubut, fue un lobbista de la propia Barrick Gold y vino muchas veces con la intención de derribar la prohibición y sobre todo la resistencia porque acá no hay licencia social”, dijo Lada.

El activista estuvo presente en uno de los primeros encuentros del año de la Unión de Asambleas Patagónicas en la zona de la cordillera, muy cerca de Esquel, para hablar de las acciones a tomar ante el Proyecto Navidad y la ofensiva del gobierno de Cambiemos.

El posdanevismo

La muerte de Mario Das Neves, el 31 de octubre pasado, abrió un vacío político que se advierte en todos lados y provoca profundas divisiones en el oficialismo y la oposición. El peronista que fue electo tres veces gobernador y administró el poder en tensión con el kirchnerismo era un férreo defensor del No a la minería en Chubut. Entre sus últimos actos de gobierno, ya enfermo, estuvo la “Cumbre Ambiental Patagónica” que organizó en Rawson en mayo del año pasado junto al obispo de Comodoro Rivadavia. El entonces gobernador hizo un discurso en el que citó la Encíclica del Papa Francisco, Laudato Si, e indicó que la provincia se oponía “sin concesiones” a la megaminería y a la instalación de una planta nuclear. “Estoy convencido y hay un tema que nunca lo discutí y es el tema del agua. El agua es oro, es la vida, si cedemos en esto obviamente cedemos en nuestra propia existencia”, sostuvo.

“Das Neves dijo que los pro-mineros de esta provincia eran pagados con valijas. Algunos de los intendentes que ahora se reúnen con Aranguren habían sido parte de esa cumbre ambiental”, sostuvo Lada.

“Hasta último momento y en todas sus declaraciones, mi padre estuvo en contra de la minería. Nunca vio, en sus tres gobiernos, un sólo proyecto que no fuese a contaminar el ambiente. En Chubut, la postura de No a la minería está legislada y la minería no tiene consenso social. Ésta es una provincia con una gran conciencia ambiental. Además el recurso es provincial. La provincia es soberana de su recurso. Es un debate que se está dando fuerte sobre todo después de la muerte de mi padre ya que él tenía un liderazgo reconocido por todos, incluso desde el Gobierno Nacional siempre le aceptaron su postura de no a la minería”, manifestó María Victoria Das Neves.

La estrategia de la Casa Rosada, a partir de la muerte del histórico gobernador, fue avanzar con los intendentes que se muestran proclives a habilitar la minería en Chubut (zona de la meseta).

El debate es intenso y todas las miradas apuntan al actual mandatario provincial, Arcioni, de buen vínculo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El chubutense generó un temblor el mismo día que Macri se reunía en Davos con el dueño de Pan American Silver, cuando reconoció que la provincia no podía afrontar sus deudas y dejó abierta la puerta a un default. En el ministerio de Frigerio, afirman que están “ayudando mucho a Arcioni, en términos de asistencia financiera y gobernabilidad”.  

Arcioni aparece entre dos fuegos. Su inclinación a acordar con el gobierno nacional, la debilidad presupuestaria de la provincia, su fragilidad política chocan con la lealtad que en teoría le debe al político peronista que lo llevó a lo más alto. Para María Victoria Das Neves, “la postura del gobernador desde que asumió luego de la muerte de mi padre ha sido muy clara, desde el día uno dijo que iba a respetar la política de no a la minería implementada por mi padre”.

En la provincia, hablan del “partido de la minería” que incluye a intendentes de la meseta, más Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia. Dentro de la propia alianza oficialista están divididos por zonas. Mientras radicales de Cambiemos, como el intendente de la localidad de Telsen, Leonardo Bowman, se manifiestan a favor, hay otros como el intendente de la pionera Esquel -la ciudad que quedó en 2017 en el foco de atención por la muerte de Santiago Maldonado tras la represión de Gendarmería, en el marco del conflicto por las tierras que reclama el pueblo mapuche -, el también radical oficialista Sergio Ongarato, que se mantienen firmes al rechazo.

Justamente, en Telsen, una zona muy cercana al Proyecto Navidad, se escribirá el próximo 21 de febrero un capítulo que puede ser decisivo. Ese día, el ministro Aranguren volverá a desembarcar en la provincia seguramente acompañado por el subsecretario Capello. Los intendentes pro-minería acudirán al encuentro con propuestas entre las que figura la convocatoria a un plebiscito para habilitar la megaminería en la zona de la meseta chubutense. El gobernador Arcioni está presionado pero mantiene en el no que heredó de Das Neves, al menos, por ahora.  

Fuente: Letra P / Foro Ambiental