Más compromiso, menos basura: vecinos de Lomas de Zamora crearon una red barrial de reciclado

La iniciativa, impulsada por un conjunto de organizaciones ambientales y sociales, promueve la separación de residuos en los hogares y actúa como intermediaria entre los vecinos y las cooperativas de trabajo. Entre todos, logran reciclar muchísimos kilos de desechos.

 

Ante la saturación de los vertederos y cansados de la falta de respuestas del Estado, un grupo de vecinos de la ciudad bonaerense de Lomas de Zamora formó la Red Barrial de Reciclado, un proyecto sin fines de lucro que impulsa la recuperación de residuos urbanos.

El proyecto comenzó en 2016, cuando diversas ONG´s locales se aliaron para concientizar sobre la necesidad de separar los residuos desde los hogares e instalar puestos de reciclado. De acuerdo a Martín Estévez, del Movimiento Etiopía, una de las organizaciones impulsoras, “el motivo fue cubrir un aspecto medioambiental que en general no se cubre”.

Desde su conformación hasta ahora, pusieron tres puntos centrales de recepción de basura, sumaron el apoyo de otros tres que colaboran por fuera de la organización y están a punto de estrenar un cuarto en Adrogué. Cada fin de semana, la red fija un puesto de recepción y actúa de intermediaria entre los vecinos y las cooperativas recicladoras.

“Empezamos teniendo un sólo punto de recepción y poco a poco nos fuimos ampliando. En el que coordinamos nosotros, en Temperley, hay alrededor de 140 familias que todos los meses participan”, explica Estévez.

Ubicado al Sur del GBA, en Lomas de Zamora viven 616.279 de personas. Según datos de febrero de este año emitidos por la CEAMSE, allí se genera 212 mil toneladas de basura al año. Es decir, un promedio de 581 toneladas al día que evidencia la gran problemática que el distrito tiene en relación al tratamiento de los residuos.  

Vecinos Autoconvocados en Defensa de la Reserva Santa Catalina también forma parte del proyecto. “Desde 2008 venimos ocupándonos de los residuos sólidos en esta zona. Con el correr del tiempo fuimos conociendo a otros grupos, como el Centro Cultural Vuelvo al Sur de Temperley y las chicas de Canje X Cambio Zona Sur. Empezamos en la Escuela N° 10, que es donde nos reunimos los terceros sábados de cada mes y se fue conformando una red con todos estos grupos vecinales”, recuerda Javier Savoia, integrante de la organización.

Desde el comienzo, una de las máximas de la Red fue no asociarse ni con partidos políticos ni entidades religiosas. En ese sentido, la apuesta es formar un fuerte vínculo con todas aquellas familias a las que ayudan. “En cada punto de recepción conversamos con los vecinos sobre las problemáticas del barrio respecto a los residuos, es un ida y vuelta además de la recepción de reciclables”, valora Estevez.

Savoia, por su parte, asegura que ni el frío, ni las malas condiciones climáticas han afectado la concurrencia. En el último encuentro en Lomas, afirma, más de 60 familias se acercaron a llevar sus reciclables. “En las reuniones se nos acercan familias que en algunos casos vienen en auto y empiezan a descargar todo lo que juntaron en el mes, otros llegan con carritos y con bolsas desde los barrios”, agrega.

Un nuevo punto de reciclaje

Los organizadores de la red, recientemente, anunciaron que sumarán un nuevo punto de recepción en Adrogué, en el marco de una feria vegana que se realiza los domingos en ese barrio del vecino partido de Almirante Brown.

“Haremos la prueba piloto a fin de mes para ver cómo funciona, la idea es seguir sumando lugares y creemos que es una iniciativa que se puede replicar en muchas formas y lugares”, sostiene Estévez.

El pedido de una reglamentación municipal

Más allá de sus esfuerzos y los resultados del proyecto, los impulsores de la red entienden que es fundamental poder aplicar algún día esta iniciativa a nivel Municipal, a través de la ley provincial 13.592.

“Entre 2010 y 2013 presentamos tres proyectos, pero nunca se hicieron eco. Nosotros lo hacemos en el tiempo que podemos, pero si lo tomara el Estado se podría organizar de manera masiva, en parques y escuelas, y con un presupuesto acorde”, destaca Savoia.

Desde la Municipalidad aclaran que la Subsecretaría de Medioambiente, además de trabajar con el Programa de Moto Recicladores, participa de la Mesa Local de Gestión Sustentable con Inclusión Social, junto al Concejo a través de la Comisión correspondiente y representantes de las cooperativas. “No obstante, invitamos a los vecinos a hablar con el área para conocer mejor lo que hace la red y poder trabajar en conjunto”, señalan.

Sumá tu ecoladrillo

Si bien existen variados métodos para clasificar los residuos reciclables, muchas personas no saben de qué modo reutilizar aquellos que no son biodegradables, como los envases de fideos o papelitos de caramelos. Una manera práctica son los ecoladrillos, como promueve la red. Se trata de botellas plásticas rellenadas con papeles que contienen plástico o aluminio y que luego son utilizadas nada menos que para la construcción de paredes o pisos.

En Lomas hay dos puntos de recepción de ecoladrillos: en Triunvirato 808 (Temperley) y en Aristóbulo del Valle 176 (Lavallol). Según Estévez, “lo que se juntó hasta ahora fue usado para hacer el suelo de un centro cultural de Las Cavas. Se van acumulando hasta conseguir un número considerable y se pueden usar para distintos proyectos de construcción”.

Fuente:

  • Vecinos de Lomas de Zamora organizaron una red barrial de reciclado para reducir la basura / Clarín

Foro Ambiental