Los responsables de fumigar una escuela en Entre Ríos piden que se revoquen sus condenas

A fines de 2017, el titular del campo, un piloto y el dueño de la avioneta fueron condenados a un año y medio de prisión condicional por fumigar la Escuela Nº 44 de Colonia Santa Anita.

 

Ocurrió el 4 de diciembre de 2014 en la Escuela Nº 44 de Colonia Santa Anita, localidad ubicada en Entre Ríos. Ese mediodía, Mariela Leiva, la directora del establecimiento rural, estaba dando clases cuando oyó algo que la alarmó. Era una avioneta que a pocos metros se encontraba fumigando un campo de arroz y maíz. Lo hizo con tanta imprudencia que, arrastrado por el viento, el veneno también llegó hasta la escuela.

¿El resultado? Tanto Mariela como cinco alumnos sufrieron vómitos, náuseas, dolores estomacales, erupciones en la piel y mucosas, y tuvieron que ser derivados de urgencia al Hospital Reverendo Padre Becher.

Como no era la primera vez que los fumigaban, ese día la docente logró implementar un protocolo de emergencia. Antes de sufrir las lesiones, cerró las puertas y ventanas para luego tomar su celular y registrar cómo el avión descargaba sus productos tóxicos (Ako Power, Dash, Aura y Clincher) sin miramientos.  

Casi tres años después, esas pruebas resultaron claves para que la fiscal Melisa Ríos condenara a un año y medio de prisión condicional a José Mario Honecker (dueño del campo), Erminio Bernardo Rodríguez (presidente de la firma Aero Litoral SA, de Villaguay) y César Martín Visconti (el piloto de fumigó el campo). El fallo, histórico, fue caratulado como “contaminación ambiental culposa y lesiones leves culposas”.

“Los jueces hicieron lugar a la petición de la Fiscalía que fue de un año y medio de prisión, yo hubiese preferido que hubiera sido el máximo para estos casos, que es de tres años, si bien no iban a cumplirlos en una cárcel. Pero más allá de esto, lo importante es el precedente que sentamos y por eso hay que alentar a todos los vecinos y a los docentes a que denuncien esta clase de hechos”, dijo por entonces Mariela, hoy referente de la campaña Paren de Fumigar las Escuelas.

Pero en las últimas semanas, la Cámara de Casación Penal de la Provincia admitió la apelación que los abogados Laura Madoz (defensora de Honeker) y Eduardo Emilio De Casas, (que asiste a Visconti y Rodríguez) presentaron. El objetivo es que se revoquen las penas para los involucrados argumentando que la condena se vio influenciada por una “presión mediática impulsada por organizaciones ambientalistas contra el uso de agroquímicos”.

Sin embargo, los magistrados explicaron al emitir el fallo que “se han juzgado conductas humanas, es decir, se analizaron responsabilidades individuales derivadas de una actividad específica. De modo alguno se trata de una generalización sobre la eficacia o no de distintos modelos productivos agropecuarios”.

En su momento, los jueces a cargo del caso (Fabián López Mora, Mariano Martínez y Mariela Emilce Rojas) aclararon que las condenas estuvieron estrictamente relacionadas con una serie de irregularidades. Entre ellas, mencionaron que el campo sembrado se encontraba a sólo 50 metros de la escuela, que no se comunicó que se iba a realizar la pulverización aérea, que no hubo un técnico para controlar el día de la fumigación y que, además, la empresa Aero Litoral no contaba con los permisos correspondientes, como lo exige la Ley de Agroquímicos de Entre Ríos.

La nueva audiencia será el 21 de junio a las 11 horas, en los Tribunales de Paraná. Los jueces a cargo serán Marcela Davite, Marcela Badano y Hugo Perotti.

Fuente:

  • Van a juicio los acusados de fumigar esta escuela / Gonzalo Núñez / Entre Ríos Ahora

Foro Ambiental