Liberan a animales en peligro de extinción que se vendían ilegalmente en Morón

Luego de una denuncia por parte de un grupo de vecinos, en la zona sur de Morón se realizó un operativo para rescatar 60 animales, algunos en peligro de extinción, que eran comercializados de manera ilegal. Entre las especies, se encontraron varias urracas misioneras azules, palomas, jilgueros, cardenales, reinas mora, tordos, gallinas y conejos.

El comercio, ubicado en la calle General San Martín 1220, fue clausurado por el área de Inspección General de la Comuna y los animales trasladados por la Red Argentina en contra de Tráfico de Especies Silvestres Víctimas de la Ilegalidad al Centro de Recuperación de Especies de la Fundación Temaikén, donde se mantienen en cuarentena, para que los veterinarios realicen los controles sanitarios y de conducta. Una vez que cuenten con un estado óptimo, serán devueltos a su hábitat natural.

Las urracas misioneras azules figuran en la lista de especies en peligro de extinción.

La denuncia de los vecinos llegó en primer lugar a Rescatistas Unidos de Zona Oeste, quienes avisaron de la situación al Centro de Monitoreo municipal, desde donde se lanzó una investigación para constatar la infracción de la Ley 14.346 de maltrato animal y el operativo para liberar a los ejemplares. Según los rescatistas, se encontraban hacinados en jaulas muy pequeñas, sin agua ni alimento.

Las urracas misioneras estaban todas juntas y apretadas en una jaula muy pequeña”, contó Claudia Favano, que participó del allanamiento como una de las voluntarias de Rescatistas Unidos, que formó la agrupación que trabaja en Morón, Hurlingham y Tres de Febrero desde hace casi tres años.

Leer más | «En Francia publican imágenes de cómo perforan el cuerpo de vacas para aumentar la productividad»

La activista, además, contó que los comederos estaban sucios y las bases de las jaulas tenían más de un centímetro de excremento sobre la que debían pararse los animales. “Cuando entramos, el olor ya era insoportable y daba ganas de llorar al ver tanta crueldad”, añadió.

Rescatistas Unidos de Zona Oeste hizo hincapié en el interés y el compromiso de los vecinos, tanto adultos como niños, por denunciar esta problemática para dar una solución inmediata. Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana municipal, Bernardo Magistocchi, destacó que “la sociedad está cada vez más activa y ve que hay una respuesta, por eso denuncian y participan”.

Fuentes:

  • Clarín
  • Foro Ambiental