De cien municipios sólo ocho cuentan con una planta de separación de residuos sólidos

En Argentina, nada más que el 8,3 por ciento de las ciudades cuenta con una planta de separación de residuos sólidos en funcionamiento. Mientras que un 34,4 por ciento posee la estructura pero sin operar y el resto directamente no tiene nada.

Así lo aseguró Sergio Bergman, titular del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, durante la presentación del programa “Ciudades sustentables” con el que se destinará ayuda técnica y económica a los municipios en materia ambiental.

“La cuestión de la gestión de la basura es vital porque aquel intendente que no gobierna la basura no gobierna el municipio”, señaló el funcionario, quien además agregó que apenas el 6% de las municipalidades realiza campañas de concientización en materia de eficiencia energética.

Actualmente, el 92 por ciento de la población de la Argentina vive en ciudades, un porcentaje que se encuentra por encima del promedio de muchos países, pero acorde al proceso de urbanización mundial. Según el último informe de Waste Atlas, la generación de residuos sólidos urbanos a nivel nacional es de 13.694.435 toneladas por año y la producción per cápita anual es de 341,4 kg.

Para Manuel Jaramillo, director ejecutivo de Vida Silvestre, “el apoyo nacional puede servir para que la cantidad de municipios que realizan campañas de concientización en materia de eficiencia energética aumente significativamente del escaso 6% actual que hoy las implementan. Esto tendría implicancias significativamente positivas en la disminución de la demanda energética, en las emisiones de CO2 y en el bolsillo de los vecinos que se han visto fuertemente afectados por los recientes aumentos de las tarifas”.

Antes de desarrollar el plan gubernamental, el ministerio que comanda Bergman, realizó un relevamiento en más de cien municipios para conocer el estado de situación en materia de sustentabilidad. Algunos datos que están en el informe: sólo el 30,9% de estas ciudades conoce cuáles son las principales fuentes de contaminación del aire que respiran los ciudadanos. El 11,6% de los gobiernos locales hacen mediciones de los gases de efecto invernadero.

En referencia al relevamiento, Bergman aclaró que “estos datos nosotros no los pedimos para imputarlos de nada, sino para sincerarnos; si hacemos las cosas bien ustedes serán las cabezas de un gobierno que dará el puntapié inicial para soluciones estructurales”.

“Es un buen comienzo para delinear un diagnóstico sobre la realidad de la sustentabilidad en los municipios del país, pero requiere de una continuidad, una metodología unificada y la verificación de la implementación”, indicó Andrés Nápoli, director ejecutivo de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), quien también añadió que “el diagnóstico demuestra una brecha importante entre lo que se declara en la encuesta y lo que se implementa en la realidad”.

Sin embargo, Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Andino, fue el más crítico de los ambientalistas con la iniciativa oficial. “El Gobierno Nacional está impulsando encuestas en municipios pequeños, en lugar de garantizar el cumplimiento de leyes ambientales vigentes para todo el país, como la Ley de Glaciares y la Ley de Bosques, que tienen consecuencias para todos los ciudadanos”, apuntó.

Fuente: Foro Ambiental / Clarín (14.06.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras