Argentinos crean nanotecnología capaz de remediar las aguas contaminadas con metales pesados

Un equipo de investigadores y docentes de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet) presentaron un nuevo material, manipulado con nanotecnología, para tratar las aguas contaminadas con metales pesados.

Según los especialistas, "la ventaja de este nuevo material es que, en el caso del cromo, lo que hace es transformarlo químicamente a una especie no peligrosa, y de esta manera se generan menos residuos en el proceso de remediación de las aguas contaminadas". Así lo explicó Nicolás Fellenz, investigador del Conicet en la UNRN.

Para el desarrollo de este procedimiento, que fue sintetizado en el "Laboratorio de materiales Nanoestructurados" de la sede atlántica de la UNRN, también participaron investigadores de Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y del Grupo de Energía y Química Sostenibles (EQS) de la Universidad Autónoma de Madrid (Madrid-ICP-CSIC).

"Creemos que la nanotecnología sirve para contribuir a la descontaminación y a la prevención de las aguas contaminadas con metales pesados como el cromo y el zinc", afirmó Fellenz.

"Se trata de la manipulación de las propiedades de la materia a escala muy pequeñas, como átomos y moléculas", agregó el licenciado Pedro Martín, otro de los científicos que participó del proyecto.

En cuanto a su funcionamiento, Martín aclaró: “Esta nanotecnología se usa en materiales que son sólidos, que tienen dimensiones pequeñas con propiedades extraordinarias pero con mucha superficie para interaccionar con el medio de forma específica. Nosotros la aprovechamos con metales pesados disueltos en el agua".

La problemática de las aguas contaminadas, de carácter mundial, puso en evidencia la necesidad de tecnologías de remediación que sean eficientes y amigables con el medio ambiente.

"En muchos procesos industriales se usan como desecho efluentes con altos contenidos de cromo inmerso en agua común, como las curtiembres o los que trabajan con acabados de metales", agregó Fellenz .

En Río Negro, el mecanismo de purificación de aguas con nanotecnología se puede utilizar en los procesos de lavado de fruta, "donde por ejemplo se utilizan herbicidas o fungicidas que tienen metales pesados, al igual que los residuos acuosos que resultan de la industria minera", aseguró.

"Si uno utiliza un absorbente común, lo que se saca son todas las propiedades del agua; pero lo que hacemos es modelar estos materiales para que solo retenga un material en particular", detalló.

Además, confirmó que han logrado recientemente "disminuir casi a cero las concentraciones de iones de cromo y de zinc de unas muestras de aguas con presencia de estos metales".

Los resultados de la investigación valieron la reciente publicación de los artículos científicos, en reconocidas revistas internacionales como Microporous and Mesoporous Materials, de Holanda, y Journal of Environmental Chemical Engineering, del Reino Unido.

Fuente: Télam (06.04.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras