El reordenamiento territorial de los bosques en Misiones no convence

A fines del mes pasado, el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones presentó en la Cámara de Diputados el proyecto para actualizar el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), tal como lo indica la Ley de Bosques 26.331.

“Pretendemos aplicar políticas ambientales de vanguardia para sostener en el tiempo la rica biodiversidad de nuestros bosques nativos, herencia natural que dejaremos a nuestros hijos”, sostuvo Verónica Derna, titular de la cartera provincial.

En los últimos 7 años, los bosques de alto valor de conservación (Categoría I Rojo) que existen en la provincia de Misiones se incrementaron en más de 9.000 hectáreas (de 223.468 en 2010 a 233.083 hectáreas actuales), lo que representa un aumento del 4,3%.

“El ordenamiento territorial es una herramienta para el manejo de las áreas protegidas y no protegidas de la provincia”, destacó el vicepresidente primero de la Legislatura, Orlando Franco.

De acuerdo a las tres categorías que denotan la importancia y valor ecológico, cultural y económico de los montes misioneros, estos se dividen en bosques de muy alto valor de conservación (Categoría I-Rojo), bosques de mediano valor de conservación (Categoría II Amarillo) y bosques de bajo valor de conservación que pueden transformarse total o parcialmente (Categoría III-Verde).

Según los funcionarios, el incremento de las nuevas áreas de bosques nativos protegidas no corresponde a la incorporación de tierras estatales sino que se debe a la inclusión de espacios pertenecientes a reservas privadas, cuyos propietarios cedieron voluntariamente.

La propuesta del Gobierno para reordenar el territorio, sin embargo, también recibió críticas por parte de ambientalistas y comunidades originarias, los cuales acusaron falta de “consultas e información sobre el nuevo mapa”.

“Nosotros planteamos nuestras posiciones tanto políticas como ecológicas y religiosas para que sean incorporadas. Lamentablemente no se pudo avanzar. Esta nueva convocatoria para resignificar el relevamiento, nos lleva a poder plantear la conformación de un observatorio permanente o un foro de relevamiento territorial de bosques nativos”, apuntó José Flores, integrante del Consejo de Ancianos de la Nación Mbya Guaraní.

Tal como indica la Ley de Bosques, el ordenamiento territorial debe renovarse por provincia cada cinco años. En el caso de Misiones, la primera cartografía de las áreas de conservación fue sancionada en el 2010.

Para el coordinador del Consejo de Caciques, Santiago Escobar, “la idea del proyecto era espectacular, pero necesita ser más representativo. No involucra a los pueblos guaraníes y falta más información al respecto porque nosotros siempre hemos presentado propuestas y esperamos que en las próximas reuniones nos convoquen”.

Incluso la Fundación Temaiken manifestó su inquietud sobre el aumento de la superficie en la categoría más alta de conservación, tras la incorporación de reservas privadas, y cuestionó si esto implica un mayor presupuesto de fondos para Misiones.

“Nosotros presentamos un proyecto en el 2012 para la conservación del área por cuatro años, recibimos un depósito en el 2013 pero hasta la fecha no recibimos más fondos, nos dijeron que hubo retrasos porque hay muchas propuestas, son muy irregulares los pagos”, confirmó María Paula Bertolini, representante de la ONG.

Además, advirtió que los propietarios de reservas privadas necesitan estos fondos para planificar y desarrollar proyectos de conservación. “Las reservas presentadas pertenecen a una red de reservas privadas de la Argentina, integradas para poder articular estos acuerdos y mejorar la implementación del manejo con la Nación”, afirmó.

En la actualidad, casi 1,4 millones de hectáreas del total de 3 millones de hectáreas que tiene Misiones están bajo la protección ambiental de la Ley de Bosques, y de las decenas de áreas protegidas (Parques Nacionales y Provinciales) y reservas privadas que tiene la provincia.  

La coordinadora de la Fundación Vida Silvestre Argentina, Cristina Casavecchia, por su parte, planteó la importancia de la elaboración de un mapa consensuado con participación de la sociedad. “A todos los que estamos comprometidos en la conservación de los bosques nativos, nos interesaría participar para sumar ideas, experiencias y conocimientos”, concluyó.

Fuente: Foro Ambiental / Primeraedicion.com.ar (19.07.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras