Ley de Bosques: Jujuy presenta un proyecto para renovar su ordenamiento territorial

Tal como prevé la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de Bosques Nativos, el Ministerio de Ambiente de Jujuy presentó un proyecto para actualizar el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) de la provincia.

De acuerdo al gobierno jujeño, el nuevo mapa que envió a la Legislatura pretende mejorar la distribución geográfica e incorporar nuevas áreas boscosas, como los bosquecillos de Queñoas y Churquis ubicados en Quebrada y Puna.

"Es importante que la Legislatura valide y legitime, a través del tratamiento en la cámara, un proceso que hemos llevado adelante de acuerdo a la Ley 26.331 de presupuestos mínimos para la protección y preservación de los bosques nativos y en el marco de restricciones de tiempo ya que cuando asumimos la gestión el proceso de actualización de la masa boscosa estaba por vencer y pudimos conseguir ante el Ministerio de Ambiente de Nación una prórroga para llevarlo adelante”, explicó la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán.

Tal como indica la Ley de Bosques, el ordenamiento territorial debe renovarse por provincia cada cinco años. Tomando como base el OTBN que se aprobó en 2011, el Gobierno de Jujuy asegura que esta nueva actualización propone identificar zonas que no fueron consideradas antes –y en algunos casos hoy son sometidas a manejos forestales o sistemas agrícolas intensivos– para convertirlas en nuevas áreas protegidas.

El proyecto de reordenamiento territorial fue impulsado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable en conjunto con la Dirección de Ordenamiento Ambiental del Territorio, la Unidad de Bosques Nativos, y la Dirección de Bosques, todas áreas del Ministerio de Ambiente. También incluyó la participación de la Secretaría de Pueblos Indígenas del Gobierno de Jujuy, a cargo de Natalia Sarapura, que incluyó talleres, encuentros y consultas con comunidades nativas.

Los estudios de revisión técnica, por su parte, se realizaron en conjunto con representantes del sector académico, organizaciones de la sociedad civil, entidades ecologistas, comunidades campesinas y productores agropecuarios.

"Hemos gestionado en el marco de esa diversidad de intereses, a veces contrapuestos, porque naturalmente cada sector tiene una mirada propia de la gestión de los bosques nativos, tratando de recuperar aportes de todos los actores, y fundamentalmente desde un gran trabajo técnico en función de las restricciones que impone la ley”, destacó la ministra Zigarán, que además es la titular del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

La funcionaria provincial mencionó, que en noviembre del año pasado se llevó a cabo una instancia de Audiencia Pública con la que “se logró un proceso altamente participativo, verdaderamente democrático, que ha tenido una gran calidad técnica por la información recabada y sobre todo un gran esfuerzo de los equipos del Ministerio de Ambiente”.

 

Un proyecto a favor de la sustentabilidad

En la actualidad, las áreas boscosas naturales de Jujuy ocupan alrededor de un millón de hectáreas y representan un ecosistema fundamental para el mantenimiento de la biodiversidad regional. En ese contexto, Zigarán señaló que la nueva Ley de Bosques es una posibilidad para que el sector forestal implemente una producción más “responsable” con el medio ambiente.

"Nuestra mirada es de conservación y protección pero también de un desarrollo sustentable, que se tiene que hacer en el marco de lo que permite la legislación y aquellas disposiciones que garanticen la sustentabilidad del bosque en nuestra provincia”, afirmó.

A fines del año pasado, Jujuy vivió un escándalo cuando funcionarios del Ministerio de Ambiente autorizaron una tala indiscriminada de árboles en el Parque Provincial Potrero de Yala, en donde se perdieron más de 80 ejemplares de una especie exótica de gran porte que tenían aproximadamente 40 años, según reconoció la propia Zigarán.

Por este incidente, debió renunciar el secretario de Biodiversidad, Lucio Giménez; el director de Áreas Protegidas, Alfredo Lozano, y Claudia Ancasi, directora de Recursos Genéticos y Biodiversidad, se abrieron sumarios para diferentes agentes de control y la ministra ordenó llevar adelante un plan de reparación y reforestación en el área.  

Fuente: Foro Ambiental / El Tributo / Jujuy al Día (18.07.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras