Preocupa el incumplimiento de la Ley de Glaciares

Argentina es uno de los pocos países del mundo que cuenta con el privilegio de tener 14.500 glaciares, los cuales abarcan 12 provincias y 39 cuencas hídricas. Sin embargo, ese motivo de orgullo hoy está más cerca de ser uno de preocupación. La mayor parte de estas moles de hielo están desprotegidas por no implementarse correctamente la Ley de Glaciares.

Según la Auditoría General de la Nación (AGN), el organismo que controla técnicamente las cuentas del sector público, el principal problema de la aplicación de esta ley, radica en que no se aplican como corresponde los Presupuestos Mínimos para la Protección de los Glaciares y del Ambiente Periglacial.

El organismo sostuvo que no están disponibles todos los mapas de las zonas protegidas por la norma. En cinco años, sólo fueron publicados 9 de los 16 mapas que se aprobaron en el proceso de Inventario Nacional de Glaciares (ING).

Una de las consecuencias inmediatas de este retraso es que aún no se puedan proteger las áreas definidas como prioritarias. Por ejemplo, en la Provincia de San Juan, la mina Veladero de la multinacional Barrick Gold, está ubicada en un gran ambiente periglacial –dato que la propia empresa constató en el Estudio de Impacto Ambiental que realizó antes de la entrada en vigor de la Ley de Glaciares– y aún así se mantuvo en suspenso la aplicación de la ley –que impediría la operación de la minera–hasta que se concluya el ING.

Como si esto fuera poco, en el área del proyecto Veladero –y también en el de Pascua Lama– hay varios glaciares como Los Amarillos, Guanaco, Canito, Gla C34, Potrerillos y Gla P08, amenazados por la actividad minera. Según un estudio técnico encabezado por Jorge Daniel Taillant, especialista del Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CEDHA), son en total 274 glaciares los comprometidos.

En su momento, la extinta Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable tardó cinco años en validar la documentación y no permitió discriminar fondos específicos para realizar el Inventario Nacional de Glaciares.

A pesar de que en la actualidad la realidad sigue siendo compleja, el Consejo Federal de Medio Ambiente junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable (creado a fines de 2015 en reemplazo de la Secretaría) han puesto en marcha la confirmación del ING. De acuerdo a la Auditoría General de la Nación, de las 71 subcuencas del país a inventariar, 43 están en proceso, lo que significa que el 61% del trabajo está iniciado.


Más problemas que resolver

La AGN señaló que con solo concretar un nuevo Inventario Nacional de Glaciares no alcanza, ya que debe ser actualizado permanentemente por mandato de la ley.

Los mapas de todas las subcuencas de la provincia de San Juan declaradas “áreas prioritarias” están finalizados y fueron aprobados en 2014. Sin embargo, siguen sin publicarse, lo que impide asegurar la protección de ésta y de otras áreas glaciares y periglaciares.

La ex Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en su carácter de autoridad de aplicación de la ley, no logró coordinar ningún acto junto con la Administración de Parques Nacionales. Tampoco se detectaron evidencias de iniciativas de gestión coordinada de los glaciares compartidos entre Argentina y Chile, necesarias dada la vasta extensión de glaciares en las zonas fronterizas.

Pero además, no hay un programa de difusión pública sobre el desarrollo del Inventario ni un programa permanente de capacitación para autoridades competentes, indispensable para la correcta aplicación de la ley.

La Auditoría General de la Nación concluyó que el cumplimiento de la ley requiere la publicación de los mapas respectivos en el Boletín Oficial. Por otra parte, dada la complejidad del marco institucional, es necesario que haya un alto grado de coordinación y cooperación entre todas las jurisdicciones intervinientes, algo que hasta el momento no se realizó.

Fuente: Foro Ambiental / AGN (01.05.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras