Jujuy pone en marcha la construcción de su “megaparque solar”

Un gigantesco espejo en el desierto. Así lo marcan los planos de lo que será el Complejo Solar de Cauchari una vez completado: 1,2 millones de paneles fotovoltaicos extendidos a lo largo de 800 hectáreas en medio de la puna jujeña, a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Las dimensiones apabullan: será el segundo parque de energía solar más grande de América Latina y ocupará un espacio, conocido como el “Triángulo del Litio”, que es del tamaño de la mitad de la superficie de la Ciudad de Buenos Aires.

"Esta es la zona más irradiada de la Argentina y una de las más irradiadas del mundo", afirmó Guillermo Giralt, director técnico de proyecto. Como otros aspectos positivos, el ejecutivo también destacó la poca vegetación, la escasa cantidad de lluvias y las temperaturas bajas, que contribuyen a la ventilación de los equipamientos.

De acuerdo a las autoridades provinciales, la construcción costará US$ 390 millones, de los cuales US$ 331,5 millones fueron aportados por el gobierno de China a través del Export-Import Bank of China (Eximbank). El resto saldrá del "bono verde" que el Gobierno de Jujuy emitió durante septiembre.

Con una capacidad de 300 megavatios (MW) de energía, el complejo en Cauchari contará con tres plantas y estará listo para mayo del 2018. De esa manera, superará al recientemente inaugurado parque fotovoltaico de Chile en el Desierto de Atacama, que tiene una potencia de 160 MW y actualmente es el más grande de la región, pero quedará por detrás del proyecto "Villanueva" de México, que también se encuentra en proceso de construcción y estará listo el próximo año con un nivel de producción de 754 MW.

De todas maneras, en el acto de inicio de las obras, el gobernador Gerardo Morales aseguró que el objetivo mayor de Jujuy “es llegar a generar 3.000 MW en los próximos diez años, lo que representará el 10% de la generación eléctrica nacional”.

 

Desde Oriente con apoyo financiero

El préstamo del Eximbank fue acordado en mayo, durante la cumbre que mantuvieron el presidente Mauricio Macri con su par chino, Xi Jinping. En esa reunión, donde también se renegociaron los contratos para continuar la construcción de las represas de Santa Cruz y se acordó la realización de dos nuevas centrales nucleares en el país, abrió las puertas para que la realización de estas obras recayera en un conjunto de empresas pertenecientes al gigante asiático.

La firma Shanghai Electric Power Construction Co., una subsidiaria del grupo de construcción Powerchina, estará a cargo de la edificación. La firma comenzó a estudiar el proyecto el año pasado y definió el plan ejecutivo luego de mantener numerosas negociaciones con las autoridades provinciales.

También es china la proveedora de los paneles solares: Talesun. Bruno Díaz, director técnico de la filial argentina, señaló que “para este proyecto implementarán paneles especialmente preparados para soportar las severas condiciones climatológicas de la puna jujeña”.

Fuente: Foro Ambiental (15.11.17)

Volver Atras