Davos: grandes multinacionales prometen quintuplicar el reciclado del plástico

 

Unilever, Procter and Gamble, Coca-Cola, Danone y Dow Chemical son algunas de las 40 grandes empresas que apoyaron la iniciativa “La nueva economía del plástico”, durante el Foro Económico Mundial de Davos.

De esta manera, las multinacionales se comprometieron a reciclar y reutilizar el 70 por ciento de los envases de plásticos a nivel mundial. Es decir, cinco veces más del que realizan actualmente.

El plan “La nueva economía del plástico”, encabezado por la Fundación Ellen MacArthur y desvelado en el WEF de enero de 2016, alerta que –sin una acción urgente– en 2050 los océanos del planeta contendrán mucho más residuos plásticos que peces.

El nuevo objetivo aprobado en Davos 2017, que se basa en el concepto de la economía circular, dice que el 20 por ciento de los envases de plástico del mundo podría reutilizarse y ser rentable, y otro 50 por ciento podría reciclarse en lugar de convertirse en residuos.

La multinacional de comida y detergentes Unilever ha prometido ahora que para 2025, todos sus envases plásticos serán totalmente reutilizables o reciclables, incluso como abono. El presidente ejecutivo de la firma, Paul Polman, dijo: "Necesitamos transformar urgentemente los flujos mundiales de los envases de plástico si queremos seguir consiguiendo ganancias con este material versátil y ahora nos toca hacerlo a todos nosotros".

La mayoría del plástico está hecho de petróleo y requiere de una cantidad significativa de energía para ser producido, lo que contribuye a las emisiones de efecto invernadero que causan el cambio climático. Cuando los plásticos entran en el entorno natural como residuos, impactan en la vida silvestre y los ecosistemas: cada año, de 10 a 20 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos.

Según un estudio de 2015, dos terceras partes de las aves marinas han consumido plásticos. Peces, tortugas marinas, mamíferos marinos y otras innumerables criaturas acuáticas también, comen plástico o se enredan en los residuos, lo que puede llevar a una muerte dolorosa.

Aunque no se han estudiado a fondo los efectos del consumo de residuos plásticos en las diferentes especies, se sabe que perjudican la digestión y que pueden reducir la fuerza del organismo. Incluso, los microplásticos pueden terminar en nuestros propios platos: en los mariscos o los pescados.

Con la intención de mitigar la contaminación y la consecuente amenaza que sufren los animales, para el próximo año la iniciativa “La nueva economía del plástico” y sus socios buscarán innovar en el rediseño de los envases.

Contenido provisto por la Deutsche Welle

Fuente: La Nación (07.02.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras