Se viraliza un video de los noventa en el que Shell reconocía el cambio climático

Nadie puede negar los peligros del cambio climático y los estragos que causó, causa y causará –si no se toman reales medidas para contrarrestarlo–. La multinacional petrolera anglo-holandesa Shell, advirtió en 1991 de los riesgos de este fenómeno, pero después no actuó en consecuencia. “Climate of Concern” es el juego de palabras utilizado en inglés para titular un vídeo divulgativo de 28 minutos, filmado por la compañía, que por entonces ya advertía “de las variaciones extremas de temperaturas, inundaciones, hambrunas y sus damnificados, que afectarían al mundo entero de seguir quemando energía fósil”.

Relanzada a la luz por De Correspondent, un portal periodístico digital holandés, la cinta indica la necesidad “de tomar medidas de inmediato, porque si bien el calentamiento de la Tierra no puede asegurarse de forma rotunda, muchos piensan que esperar hasta comprobarlo puede ser irresponsable”. Pensado para ser visto en escuelas y universidades, está fuera de circulación desde hace décadas.


De Correspondent compartió su investigación con el rotativo británico The Guardian, y ambos recogen extractos de la filmación para demostrar hasta qué punto acertó Shell en sus predicciones. “Las islas tropicales que hoy (1991) apenas sobresalen del agua, se volverán inhabitables para ser luego inundadas. A su vez, los acuíferos de las tierras bajas costeras del mundo, indispensables para la agricultura y el suministro urbano, serán contaminados”, indica el narrador, que acaba preguntándose lo siguiente: “¿Quién se ocupará de los refugiados del cambio climático en un mundo superpoblado sujeto a estos cambios extremos de temperatura?”.

Durante su desarrollo, la película admite la posibilidad de la existencia de posibles consecuencias diferentes. Sin embargo, todos los escenarios del cambio climático planteados “alertan de lo serio del problema”.

Tom Wigley, experto en clima, jefe del departamento de Investigación Climática de la universidad británica de East Anglia (1978-1993) y uno de los científicos que colaboró en la elaboración del vídeo para la compañía Shell, declaró al portal periodístico holandés que “asombra lo acertado de las predicciones de hace 25 años teniendo en cuenta lo que sabíamos”. Un informe confidencial de la petrolera, fechado en 1986 y al que ha tenido acceso el diario británico, señala además que la transformación prevista “puede ser la mayor registrada en la historia”.

Como “lado B” del vídeo de 1991, se pone énfasis sobre el aumento de la energía eólica y sus molinos. No obstante, según la ONG británica InfluenceMap, “Shell invirtió en 2015 unos 20,7 millones de euros en persuadir o presionar (lobby) contra las políticas destinadas a contener el cambio climático”.

Patricia Espinosa, la diplomática y política mexicana elegida en 2016 secretaria ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, declaró que las compañías petroleras “son indispensables para combatirlo y sin ellas no podremos transformar la economía; pero sus inversiones en el terreno de la energía limpia son todavía pequeñas”.


La respuesta de Shell

Como reacción ante la publicación del vídeo de 1991, la multinacional petrolera ha respondido que es la firma líder en la producción de gas natural y del etanol obtenido a partir de la fermentación de caña de azúcar, el hidrocarburo y biocombustible menos contaminante, respectivamente.

Además, un portavoz de Shell destacó que la posición de la compañía sobre el cambio climático “es bien conocida: reconocemos los retos del cambio climático y el papel de la energía en mantener la calidad de vida de las personas”.

Fuente: El País / La Vanguardia (03.04.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras