Para salvar a las abejas, en Europa planean la prohibición de tres insecticidas agrícolas

 

Con el objetivo de evitar la extinción final de las abejas, la Comisión Europea ha decidido prohibir tres pesticidas agrícolas considerados “letales” para estas especies. Según ha revelado el diario británico The Guardian, el aún borrador de lo que será la regulación afectará a productos comercializados por los gigantes químicos Bayer y Syngenta.

La Comisión cita en su documento que los insecticidas neonicotinoides representan "riesgos muy agudos" para las abejas. La acción polinizadora de estos insectos está probada como crucial para el ciclo vegetal de la flora. Los neonicotinoides se han utilizado intensamente en la industria agrícola durante los últimos veinte años.

Desde 2013, la Unión Europea tiene vigente una prohibición temporal de estos químicos pero la nueva regulación busca erradicar definitivamente su aplicación en los cultivos europeos. La propuesta podría pasarse a los estados miembros para su votación para los días 17 y 18 de mayo, según cuenta el diario inglés.

“La evidencia de que los insecticidas neonicotinoides están contribuyendo a la disminución de las abejas silvestres y al agravamiento de los problemas de salud de las abejas melíferas es más fuerte que cuando se aprobó la prohibición parcial en la UE. Además ahora podemos demostrar que a parte de las abejas, los neonicotinoides pueden vincularse de manera plausible a la disminución de las poblaciones de mariposas, aves e insectos acuáticos. Dada la evidencia de un daño ambiental tan generalizado, parecería prudente ampliar el alcance de la actual restricción europea”, había afirmado Dave Goulson, profesor de biología, experto en ecología de los abejorros y uno de los autores del informe realizado por científicos de la Universidad de Sussex (Reino Unido), en el que se examinaron los nuevos datos de cientos de estudios publicados desde la adopción en 2013, de una prohibición parcial en la UE para tres insecticidas neonicotinoides.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) había emitido un informe de riesgos en 2016 en el que se había tenido en cuenta las evidencias remitidas por las industrias químicas. Sin embargo, esas consideraciones no fueron suficientes para abordar los riesgos que estos tres representan, de ahí este proyecto de legislación.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) calcula que más del 70% de los 100 cultivos que proporcionan la mayoría del alimento para humanos son polinizados por abejas. La Unión Europea ha constatado un "inusual debilitamiento en el número de abejas silvestres y pérdidas de colmenas" especialmente "en Europa occidental".  

El declive de las abejas, según la EFSA, se debe a una multiplicidad de factores ya que también están atacadas por virus, especies exóticas de avispas o escarabajos y la pérdida de hábitat. Pero entre esas causas también se destacan "los efectos de la agricultura intensiva y el uso de pesticidas", como los que la Comisión planea prohibir.

Fuente: The Guardian (19.04.17)

e-max.it: your social media marketing partner
Volver Atras