Desde Gualeguaychú promueven la alimentación sana, segura y soberana

Con la presentación del PASSS (Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana) el municipio busca reemplazar la producción basada en agroquímicos por una saludable y ecológica.

 

El Martes 8 de mayo el Centro de Convenciones de Gualeguachú estaba repleto. El intendente, Esteban Martín Piaggio y todo su gabinete iban a presentar una iniciativa local para reemplazar la producción de alimentos basada en agroquímicos: el PASSS, Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana. Casi al mismo tiempo, la Cámara de Diputados de Entre Ríos, rechazaba el proyecto de ley de agroquímicos que ya tenía media sanción del Senado provincial.
Tanto la negativa al proyecto de Ley, como el Plan de alimentación presentado en Gualeguaychú, no son hechos aislados, sino consecuencia del trabajo de una parte de la sociedad –cada vez más informada y organizada– que está siendo capaz de hacer valer su voz y sus reclamos.

La pieza clave

Luego de haber prohibido el uso, comercialización y acopio de glifosato en todo el ejido de Gualeguaychú, el Plan municipal de alimentación es clave para comprender que en realidad, lo que se está impulsando, es un cambio de paradigma. El modelo de producción de alimentos con venenos, no es el único, ni es el mejor y está siendo fuertemente cuestionado por sus serias consecuencias para la salud (humana y del ambiente).
Este Plan es clave además para el sector rural, que planteó durante los debates previos a la prohibición del herbicida, que “es imposible una producción rentable sin el uso de agroquímicos” repitiendo el discurso que los fabricantes de transgénicos y tóxicos instalaron como “verdad” inamovible.

¿Qué propone el PASSS?

Guillermo Priotto –licenciado en Ciencias Biológicas y coordinador del PASSS explicó durante la presentación de la iniciativa que el plan pretende, a través de un proceso participativo, lograr un sistema productivo local y diversificado de alimentos saludables, seguros y soberanos para los consumidores. Para quienes trabajaron en la elaboración de la propuesta, la alimentación saludable es un derecho humano y es una responsabilidad del Estado asegurarlo.

Los ejes del Programa

Estos son algunos de los ejes sobre los cuales se articulará la transición hacia un modo de producción de alimentos libre de agrotóxicos.
Participación democrática de todos los sectores y organizaciones de la sociedad.
Conservación y restauración de los sistema ecológicos que sustentan la diversidad de la vida.
Rentabilidad del sector productivo (familiar, pequeños, medianos y grandes) para su sostenibilidad, diversificación y desarrollo.
Precaución, prevención y cuidado de las condiciones de vida de las actuales y futuras generaciones.

Sin obligación de compra

“No se obliga a nadie sino que se invita a conocer una alternativa distinta de producción, algunas vías de comercialización de la producción primaria de alimentos realizada dentro del ejido, para quienes ya son productores y para quienes quieran comenzar a serlo. Se trata de desandar un camino de un modelo productivo para  la alimentación de los gualeguaychenses, porque casi todos nuestros alimentos provienen de otro lado” sostuvo el secretario de Desarrollo Social y Salud, Martín Piaggio.

Para alcanzar el objetivo de una alimentación sana, segura y soberana, el PASSS plantea cinco líneas de trabajo: investigación, formación, asesoramiento y producción, comunicación y la articulación de alianzas.
Durante la primer etapa del Plan, se procederá al relevamiento de antecedentes, proceso clave para conocer en profundidad, cuál es la matriz de producción primaria de alimentos, la calidad de estos y la identificación de compuestos agrotóxicos que tienen.

El siguiente paso será el de formación, para que docentes, técnicos, productores y profesionales del sector, adquieran el conocimiento necesario para producir alimentos sanos y sin químicos. Luego, a través de mesas de productores (por sector) se brindará asistencia técnica, colaboración para el acceso a subsidios y créditos –tanto estatales como privados– y se creará una plataforma digital para la inscripción y censo de los productores locales.
El Municipio actuará también como agente de producción, comercialización y certificación de calidad y será el responsable de la comunicación (con campañas de difusión) de los alcances y actividades propuestas por del Plan, dando a conocer a la población la existencia de productores que no utilizan agrotóxicos.
Las alianzas, por último, darán lugar a la cooperación y participación directa de organizaciones e instituciones intermedias.

El concepto

En 1996, Vía Campesina delineaba el concepto de Soberanía Alimentaria. En 2008, el Foro por la Soberanía Alimentaria –que reunió en Kenia a Vía Campesina y al movimiento feminista– materializó la siguiente definición, de la cual solo citamos los primeros párrafos:

“La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas”.

Algo de esto está en juego en Gualeguaychú. Así describen en la gacetilla de prensa del municipio a cada uno de los términos que dan nombre al PASSS.
Plan: porque implica proyectar en una escala temporal de mediano plazo. Plan, porque busca la articulación de programas y proyectos de Gobierno, de Organizaciones de la Sociedad, Universidades e Institutos de formación e investigación.
Alimentación: porque es el resultado de un proceso de producción primaria de alimentos, comercialización y consumo.
Sana: porque los alimentos producidos deben ser libres de agrotóxicos que afectan a la salud humana y a la de los ecosistemas.
Segura: porque implica garantizar la justicia distributiva mediante el acceso y disponibilidad de los alimentos necesarios y suficientes.
Soberana: porque es prioridad la producción primaria de alimentos, acortar los circuitos de comercialización y priorizar el abastecimiento local.

Podría haber más, pero es un buen principio.

Fuente:

  • Llega a Gualeguaychú el PASSS: Plan de alimentación sana, segura y soberana / Sitio web de Gualeguaychú

Foro Ambiental

SaveSave

SaveSave

SaveSave