Greenpeace: la contaminación del aire en la Ciudad de Buenos Aires supera los límites internacionales

A través de un monitoreo ambiental, la ONG registró un exceso de partículas tóxicas en áreas cercanas a jardines maternales, escuelas y hospitales. Advierten sobre el riesgo de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

 

La contaminación del aire es uno de los mayores problemas que afrontan los grandes centros urbanos del mundo. El caso de la Ciudad de Buenos Aires –el mayor conglomerado a nivel nacional– no es una excepción. Según un estudio de Greenpeace, los gases de efecto invernadero en algunos puntos de muestreo, supera los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A través de un monitoreo ambiental, la organización midió la polución del aire en 20 puntos de cinco barrios porteños y constató la presencia reiterada de dos componentes altamente tóxicos: dióxido de nitrógeno (NO2) y material particulado de 2.5 micrómetros (PM2.5). Ambos son causados, mayormente, por las emanaciones de los caños de escape de autos, colectivos y camiones. (gasoil y diésel).

“Es preocupante la exposición que reciben quienes transitan estas zonas cotidianamente: el 31% de todas las mediciones de NO2 violan los límites de la OMS y peor aún sucede con el caso del PM2.5, materia que podemos considerar venenosa por sus graves efectos a la salud y que en el 72% de las mediciones superó los límites”, explicó Ingo Boltz, coordinador de la campaña de contaminación de aire de Greenpeace.

Desde la ONG también apuntaron contra el sistema de medición de la calidad del aire del gobierno porteño, al que consideran insuficiente. En la actualidad, la Ciudad solo cuenta con tres estaciones de control, a diferencia de otras grandes ciudades de Latinoamérica que suelen tener 10 o más. Además, como si fuera poco, las mediciones locales sobre la contaminación del aire no detectan el PM 2.5.

__

Leer también 

__

La salud en riesgo

Las partículas tóxicas en las ciudades pueden estar presentes en la atmósfera como restos de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas y cemento, entre otras. Las de PM 2.5 están entre las más nocivas. A partir de su inhalación pueden provocar enfermedades respiratorias como el asma, obstrucciones pulmonares crónicas (EPOC), cáncer, problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV).

Los niveles elevados de NO2, por su parte, pueden irritar y afectar la función de los pulmones, así como también disminuir la resistencia a infecciones respiratorias. Los síntomas de este contaminante se relacionan con un aumento de la mucosidad de las vías altas respiratorias, lo que puede derivar en infecciones y agudizar los síntomas de personas con enfermedades asmáticas y alérgicas crónicas.

Límites excedidos

Para controlar la contaminación del aire, según los parámetros de la OMS, el límite de exposición crónica a las partículas de PM2.5 debe ser de 10 ‎µm/m3, en un promedio anual. Sin embargo, el estudio Greenpeace sostiene que los valores de algunos sectores de la Ciudad de Buenos Aires superaron hasta tres veces estos parámetros.

Entre las cifras más altas se encuentra la muestra tomada en el barrio de Balvanera, cerca de la Escuela Infantil N°5, Distrito Escolar 2, donde también funciona la Escuela Primaria número 16 Presidente Mitre. Allí, las mediciones alcanzaron un promedio de 35.6 ‎µm/m3.

En Recoleta, cerca del Jardín Integral Nucleado C y la Escuela Primaria N° 1, los resultados del monitoreo llegaron a los 22.2 ‎µm/m3, mientras que el aire medido junto al Hospital Pediátrico Dr. Elizalde, ex Casa Cuna, en el barrio de Constitución, se posicionó en los 18.04 ‎µm/m3. El estudio también alcanzó los barrios de Monserrat y Caballito, que al igual que el resto mostraron niveles elevados de polución.

“Mientras el transporte público dependa de la quema de combustibles como el gasoil, respirar en la ciudad es una amenaza para todos. Las cifras de la OMS indican que 7 millones de personas mueren anualmente en el mundo por la contaminación de aire. Los últimos resultados de nuestro estudio son alarmantes y creemos que son indicadores para que el gobierno se ponga del lado de la salud de las personas, por eso desde Greenpeace reclamamos aire limpio ya.”, afirmó Boltz.

Más información

Las escuelas de CABA interesadas en medir la calidad del aire que les rodea pueden comunicarse con Greenpeace al 0810-888-4733 y pedir su kit de medición para formar parte de una nueva investigación con participación ciudadana junto al Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (INQUIMAE) de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Acceso al informe completo de Greenpeace

MONITOREO_CALIDAD_DEL_AIRE

Mapa de la contaminación del aire en la ciudad de Buenos Aires, en jardines y hospitales

Ver mapa

Fuentes:

  • Greenpeace midió la calidad del aire en 20 puntos de Capital Federal / greenpeace.org
  • ¿Qué son las PM2,5 y cómo afectan a nuestra salud? / ecologistasenaccion.org
  • Dióxido de nitrógeno y salud / madridsalud.es

Foro Ambiental