Glifosato en Paraná: el intendente vetó 6 de los 12 artículos de la ordenanza que lo prohíbe

Por decreto decidió desarticular parcialmente la ordenanza que hace dos meses se había aprobado para evitar que se aplique el herbicida en la ciudad entrerriana. Ambientalistas salieron al cruce y denunciaron presiones de la agroindustria.

 

A fines del año pasado, Paraná se había declarado territorio libre de glifosato. A raíz de los crecientes casos de cáncer, la aprobación de la ordenanza Nº 9659 prometía prohibir cualquier tipo de comercialización y uso del herbicida en la zona urbana. Sin embargo, ahora el intendente Sergio Varisco decidió retroceder y aplicar un veto parcial a la norma.

Tal como lo denunció la Asamblea Paraná sin Agrotóxicos, el mandatario borró seis de los doce artículos originales, entre ellos el 1º, el cual prohibía justamente la “utilización, comercialización, circulación y aplicación de cualquier tipo de producto destinado a la fumigación o la fertilización agrícola, forestal y de espacios verdes que contenga glifosato (N-fosfonometilglicina C3H8NO5P) y agroquímicos derivados”.

«No podemos permitir que se genere confusión en la ciudadanía, alegando la necesidad de vetar tal artículo por un contrasentido con la ley nacional y provincial, que permiten la comercialización y la circulación de estos agrotóxicos. Es claro que esta ordenanza, así redactada, perturbaba los negocios de la agroindustria y se corría de la política nacional del Ministro de Agroindustria y del ministro de Ambiente, pro glifosato, al proteger a la ciudadanía de las nefastas consecuencias de su aplicación», manifestaron desde la organización ecologista.

El veto también incluye los artículos 5º, 6º, 7º, 8º y 12º. Esto implica que no se tendrán en cuenta las denuncias o solicitud de información por parte de particulares o entidades –como la Defensoría del Pueblo u ONG´s– para el juzgamiento de faltas, que tampoco serán públicas las sanciones para los infractores, con los respectivos montos de las multas infracciones y contravenciones, y que no se alentará a otras ciudades a tomar medidas prohibitivas contra el glifosato.

“Varisco anuló la eficacia de la norma que se pensó como protectora de la vida, la salud y el ambiente, para convertirla en una norma carente de sentido y coherencia», criticó la Asamblea.

La ordenanza Nº 9659 había sido impulsada por el mismo municipio y aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante en diciembre pasado tras la presentación de un informe de la edil de Cambiemos, Claudia Acevedo, en donde se establecían los vínculos entre el glifosato y el aumento del cáncer en Paraná.

Los ambientalistas señalaron que “lo que aumenta esta falta de compromiso con los intereses de la ciudadanía es el constante intento de ocultar el texto definitivo del veto a la ordenanza escondiendo los verdaderos fundamentos al publicar en el digesto municipal un decreto que no corresponde con la promulgación de la ordenanza sobre agrotóxicos», y pidieron a los concejales «que insistan en la sanción del proyecto prohibiendo la utilización y aplicación de productos que contengan glifosato y sus derivados, con la misma responsabilidad que lo hicieron al votarla».

El Municipio, a la defensiva

Frente a las críticas recibidas, el gobierno de Sergio Varisco emitió un comunicado en el que reconoció que hubo un veto parcial pero que aún así la ordenanza “mantiene la prohibición del uso del glifosato en toda la capital provincial».

De acuerdo al parte de prensa, la decisión «se circunscribe a la comercialización y circulación, que está autorizada por una ley provincial, y el resto de la normativa sigue vigente en muchos aspectos relativos al uso del herbicida».

El secretario de Legal y Técnica de Paraná, Walter Rolandelli, mencionó que “lo que el intendente ha vetado es la prohibición de comercialización y circulación de glifosato dentro del ejido de la ciudad, porque está autorizado por leyes provinciales y una ordenanza, como es una normativa menor, no puede estar en contra de una norma superior, de allí que no se puede prohibir la comercialización del herbicida en la capital entrerriana”.

Glifosato en Paraná. ¿Qué quedó en pie?

Entre las disposiciones de la ordenanza que sí se mantienen –artículos 2º, 3º, 4º, 9º, 10º y 11º– se encuentra la prohibición de “la aplicación aérea” para “fumigación o a la fertilización agrícola y/o forestal”, de cualquier producto que contenga glifosato.

Reproducimos en forma textual, los seis ítems que el Ejecutivo promulgó a través del decreto Nº 2155/2017.

Artículo 2º.- Prohíbese la aplicación aérea de cualquier tipo de producto químico o biológico de uso agropecuario destinado a la fumigación o a la fertilización agrícola y/o forestal y/o de espacios verdes que contengan glifosato (N-fosfonometilglicina C3H8NO5P) y agroquímicos derivados.

Artículo 3º.- Prohíbese la limpieza de todo tipo de maquinaria y equipo utilizados para la aplicación de productos químicos o biológicos de uso agropecuario destinado a la fumigación o a la fertilización agrícola y/o forestal y/o espacios verdes que contengan glifosato (N-fosfonometilglicina C3H8NO5P) y agroquímicos derivados, como asimismo el tránsito de máquinas de aplicación de dichos productos que no se encuentren descargadas y perfectamente limpias.

Artículo 4º.- Prohíbese el descarte o abandono de envases de cualquier producto químico o biológico de uso agropecuario destinado a la fumigación o a la fertilización agrícola y/o forestal y/o espacios verdes que contengan glifosato (N-fosfonometilglicina C3H8NO5P) y agroquímicos derivados.

Artículo 9º.- La Autoridad de Aplicación será la Subsecretaría Sustentable o la dependencia que en el futuro la reemplace.

Artículo 10º.- Si la Autoridad de Aplicación advierte el incumplimiento de normas provinciales o nacionales en relación a herbicidas, plaguicidas y agroquímicos, realizará las denuncias correspondientes.

Artículo 11º.- Sin perjuicio de la operatividad directa e inmediata de esta ordenanza, facúltase al Departamento ejecutivo Municipal a reglamentar la presente ordenanza en todos aquellos aspectos que resulten necesarios para el pleno cumplimiento de sus fines. La interpretación de esta Ordenanza se realizará conforme las prescripciones de las leyes nacionales y provinciales vigentes en la materia.

Fuente: Foro Ambiental