Fundación Vida Silvestre convocó a limpiar una playa cerca de Mar del Plata

La campaña busca concientizar sobre el problema de los residuos en Argentina, que está entre los 30 países que más contaminan los mares en el mundo.

 

La Fundación Vida Silvestre, en una alianza con Procter & Gamble (P&G) impulsó la limpieza de desechos en las playas de la localidad de Mar de Cobo, ubicada en el partido de Mar Chiquita. Decenas de activistas, empleados de la empresa y voluntarios se reunieron con el objetivo de generar conciencia a nivel nacional sobre la contaminación marina y promover el reciclaje.

Mar de Cobo se encuentra a 45 minutos de la ciudad de Mar del Plata y, como en otras partes del mundo, toneladas de basura llegan a sus costas a través de los depósitos ilegales, contenedores incorrectamente cerrados o el mal manejo de los rellenos sanitarios. Además de representar un peligro para la salud, esto pone en riesgo a las especies marinas y toda la biodiversidad de la región.

“Este esfuerzo puede parecer pequeño, pero las carreras se ganan paso a paso. A través de esta campaña, esperamos ayudar a reducir los residuos de plástico en los océanos, y también poder inspirar al consumidor a que reduzca, reúse y recicle, dándole una segunda vida al plástico”, expresó Cecilia Bauzá, Directora Asociada de Ciudadanía Corporativa para América Latina de P&G.

“Estamos orgullosos de trabajar junto a Fundación Vida Silvestre, referentes y expertos en sustentabilidad. Seguiremos buscando innovar, inspirar y educar a nuestros consumidores sobre cómo podemos ayudar a proteger y preservar las playas de nuestro país.”, señaló Fernando del Carril, Gerente General de P&G Argentina.

Según algunas investigaciones de fundaciones especializadas, el 95% del valor del material de envases plásticos se pierde como residuo. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hay un promedio de 13.000 piezas flotantes por cada kilómetro cuadrado de agua en el planeta y, de acá al año 2050, su presencia podrían incluso superar la cantidad de peces.

“Es necesario aumentar la educación y la conciencia alrededor del reciclaje en Argentina y en este sentido, creemos que es fundamental que grandes empresas como P&G comprendan el impacto de sus productos y se preocupen por mejorar y ayudar a proteger el medio ambiente”, comentó Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre Argentina.

Hacia playas más limpias

De acuerdo a un estudio publicado en Science, la Argentina está entre los 30 países que más contaminan los mares con residuos plásticos. “El último censo de basura que realizamos en las playas nos mostró resultados impactantes: en apenas 3000 metros cuadrados de playa recogimos más de 5600 piezas de residuos. De ellas el 87% se trató de residuos plásticos, incluyendo pedazos de plástico, colillas de cigarrillos, bolsas, botellas, tapitas, sorbetes, etcétera.”, afirmó Verónica García, integrante del equipo Marino de Vida Silvestre.

Entre las posibles soluciones, los especialistas coinciden con la necesidad de realizar censos de basura marina para conocer cuál es la composición de esta basura que llega a las costas, e identificar de qué manera es posible implementar mejoras y soluciones. Algunas de estas principales acciones que contribuyen con la disminución de la entrada de basura al mar son la reglamentación de la entrega de bolsas en los comercios, la promoción de la separación de los residuos en origen y su posterior reciclado por parte de los municipios, y el correcto tratamiento de la basura  para evitar que termine en el mar, a través de los pluviales.

José Alberto Derlon, vicepresidente del sector de belleza de P&G Latinoamérica, explica que “es muy impactante ver que cada vez que se hace una limpieza de playa, nada parece haber cambiado al final del día por la gran cantidad de desechos que hay”. Sin embargo, remarca que “es necesario que todos hagamos algo al respecto”. En ese sentido, para finales de 2019, alrededor de 4 millones de las botellas de Head & Shoulders (la marca de champú que pertenece a P&G) incluirán hasta un 25% de plástico post-consumo reciclado (PCR).

“Queremos ser líderes en tecnología de sustentabilidad para que podamos proteger y crear conciencia en las presentes y futuras generaciones. Sabemos que esta botella es solo un primer paso, pero esperamos que ayude a generar conciencia sobre este problema tanto en la industria como en las personas”, afirmó Derlon.

Fuente:

Foro Ambiental