Frutas y verduras bajo la lupa: la justicia ordena más controles sobre los agroquímicos en Rosario

El SENASA deberá multiplicar las inspecciones y los monitores en uno de los principales bastiones del agronegocio. El fallo responde a una serie de investigaciones realizadas por el abogado Enrique Zárate, que detectó la presencia de residuos tóxicos en la mayoría de estos alimentos.

 

En Rosario, el 75 por ciento de las frutas y verduras contienen hasta 11 tipos de agroquímicos. Así lo reveló en 2017 el abogado Enrique Augusto Zárate, cuyos estudios impulsaron que la justicia local ordenara que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) realice al menos seis inspecciones y veinticuatro monitoreos anuales sobre los alimentos.

El fallo lo determinó la jueza Sylvia Aramberri, titular del Juzgado Federal Nº 2 de Rosario, quien hizo lugar a la acción de amparo ambiental presentada por Zárate en junio de 2017. La medida abarca a los alimentos que realizan tráfico federal y que se comercializan en los mercados de Concentración de Fisherton y en el de Productores.

Las muestras de Zárate fueron tomadas a partir de productos comercializados en verdulerías: lechuga, apio, tomate, puerro, espinaca, zanahoria, rúcula, pimiento, frutilla y manzana. Según los resultados, en la paleta de agroquímicos encontrados en los alimentos estudiados había algunos prohibidos total o parcialmente por ley nacional, otros tolerados en Argentina pero prohibidos en otros países e incluso mezclas que aún no han sido estudiadas debidamente.

Para la jueza, tanto las inspecciones como los monitoreos efectuados por SENASA dentro del Plan de Control de Residuos e Higiene de Alimentos de Origen Vegetal (CREHA Vegetal), «carecían de representatividad en cuanto a su periodicidad, sobre todo por la gran cantidad de productores que operan en la jurisdicción».

El fallo, además, le exige al organismo de control que de ahora en adelante informe los resultados de sus monitoreos «a los fines de su contralor por la parte de la actora y la ciudadanía en general, en cumplimiento de las disposiciones de la Ley de Acceso a la Información Pública nº 27.275».

__
Te puede interesar:
«El SENASA pretende habilitar el uso de más agroquímicos en cultivos menores»
__

Poco y nada

Con respecto al nuevo sistema de fiscalización de frutas y verduras, el fallo apunta a dar mayores garantías para los consumidores. De acuerdo a Arramberri, “durante el año 2016, en Rosario se hicieron inspecciones solamente en dos meses (octubre y noviembre) y sobre seis muestras de vegetales», por lo que reprochó la conducta omisiva del organismo encargado de fiscalizar la calidad de los alimentos.

«No brinda un acabado y veraz cumplimiento a su deber de control y fiscalización de los vegetales provenientes del tráfico federal en forma regular, oportuna y continua para evitar la producción y comercialización de vegetales contaminados por plaguicidas en valores por encima de los límites máximos permitidos, y evitar el riesgo a la salud del consumidor», criticó la magistrada.

Aramberri, por último, aclaró que la responsabilidad del SENASA es controlar la producción y acopio de los productos de origen vegetal que realicen tráfico federal, mientras que la calidad de las frutas y verduras de producción santafesina se encuentra bajo la responsabilidad de las autoridades sanitarias provinciales y municipales.

Link al fallo de la jueza Sylvia Aramberri, titular del Juzgado Federal N° 2 de Rosario.

«ZARATE, ENRIQUE AUGUSTO c/ SENASA s/AMPAROAMBIENTAL»

 

Fuentes:

  • La justicia ordenó que se controlen agroquímicos en frutas y verduras / La Capital
  • Fallo ordena a SENASA realizar inspecciones en frutas y verduras que se comercializan en Rosario / Centro de Información Judicial

Foro Ambiental