Fracking en Mendoza. Movilización y rechazo

A un mes de la reglamentación del fracking por medio de un decreto, la última semana de abril marcó una movilización sin precedentes contra la técnica de extracción en la provincia.

 

Diversas ciudades de esa provincia se movilizaron masivamente en contra de la intención del Gobierno provincial de avanzar con nuevas concesiones de áreas de hidrocarburos no convencionales. Explícitamente el Gobierno mendocino ha señalado que busca “traer inversiones en el orden de los 1.000 millones de dólares y prácticamente duplicar el nivel de actividad en la provincia de Mendoza”, en palabras del subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú.

¿Qué es el fracking?

El fracking es una técnica experimental de explotación de hidrocarburos no convencionales, cuestionada en todo el mundo por su nocividad. Se utiliza en formaciones poco porosas y con baja permeabilidad, distintas a los reservorios históricamente explotados por la industria hidrocarburífera (las “convencionales”).
Dentro de las formaciones no convencionales, las más importantes de la Argentina son el shale (o esquistos/lutitas) como es el caso de Vaca Muerta, y el tight gas/oil (arenas compactas) como el yacimiento Estación Fernández Oro (EFO), en el Alto Valle del río Negro.
El desarrollo masivo del fracking en áreas como Loma Campana en Añelo, y EFO en las inmediaciones de Allen, ha conllevado una serie de accidentes, derrames, pérdidas de elementos radioactivos en los pozos, incendios, desplazamiento de comunidades, así como de actividades productivas como la fruticultura y la ganadería.

En el caso de Mendoza, el sur de la provincia forma parte de  la Cuenca Neuquina, mientras que el norte está comprendido por la Cuenca Cuyana. Según discursos oficiales, ambas tendrían potencial de explotación de shale, tanto en la Cuenca Neuquina, con las formaciones Vaca Muerta (como es el caso del área Puesto Rojas), Tres Esquinas y Los Molles; como en la Cuyana, que cuenta con las rocas madre de Potrerillos, Las Cabras y Cacheuta .

Días atrás, un grupo de organizaciones socioambientales denunciaron que el Gobierno buscaba precisamente hacer una “Evaluación de la Formación Cacheuta como reservorio no convencional” en el interior del Área Protegida Divisadero Largo.
“Evidentemente estamos ante una suerte de prospección o exploración inicial hidrocarburífera dentro de un área natural protegida y legalmente constituida, lo cual está prohibido por la ley”, denunció Federico Soria, vecino autoconvocado de Uspallata, especializado en administración de áreas protegidas.

La fractura que une

Luego de la publicación en marzo del decreto 248/18, que reglamenta la evaluación de impacto ambiental que deben obtener las empresas que quieran hacer fracking, se desató una catarata de noticias y nuevas informaciones vinculadas con esta técnica en la provincia.
Mientras comunidades mapuche denunciaron una serie de derrames en Malargüe, se anunció que estudios de la UNCUyo confirmaban la contaminación de napas de agua, con valores de hidrocarburos de hasta 4 veces por sobre la norma. El magister en Biotecnología, Esteban Servat, sostuvo que esos estudios se realizaron en pozos piloto del área Puesto Rojas, en el yacimiento Cerro Pencal. Consultada por el Diario Los Andes, María Esther Balanza, directora del laboratorio del Centro de Estudios Tecnológicos Ambientales –dependiente de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria (UNCuyo)– explicó que “en apariencia los documentos relacionados con este laboratorio –que no son de carácter público– son reales y que los resultados que se muestran corresponden a los análisis”. Sin embargo aclaró que no tiene certeza de dónde son las muestras.

“A un mes de la reglamentación del fracking por medio de un decreto reglamentario, pudimos ver que la ciudadanía entera se levantó, exigiendo una Mendoza libre de fracking…” “Y esto se debió a una serie de factores desencadenantes que vienen ocurriendo hace ya más de seis meses, que llevaron la hartazgo de la misma ciudadanía”, comenta Federico Blonda, miembro de las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura.

no al fracking en mendoza

A finales de abril se concentraron las mayores movilizaciones. El martes 24 se realizó una masiva asamblea de cerca de 8 mil personas en General Alvear. Dos días después ante la información de que por la ruta 40 estaban transitando camiones que llevaban insumos petroleros a Puesto Rojas, un millar de personas cortó la carretera para impedir su paso en San Carlos. La movilización contó con la masiva presencia de estudiantes del Instituto de Educación Superior “Vera Peñaloza”. Al día siguiente, Gendarmería Nacional se hizo presente en el Instituto, para pedir antecedentes de estudiantes y docentes que participaron de la actividad, mientras que once personas fueron imputadas por el corte de ruta. También hubo masivas movilizaciones en Tunuyán, General Alvear, San Rafael, Uspallata, Tupungato y la ciudad de Mendoza, entre otras, que incluyeron asambleas de miles de personas, además de distintos planes de movilización y difusión a lo largo del mes de mayo.

“Como asambleas nosotros presentamos un proyecto de ley para que Mendoza sea libre de fracking y queremos comenzar un debate legislativo, que ya veníamos realizando desde 2013. El Gobernador decidió pasar por alto todas estas instancias que podían llegar a perjudicar las inversiones de fracking en el territorio sureño y por eso decidió sacar este decreto”, sostuvo el jueves 26, el asambleísta Federico Blonda. “Hoy el pueblo se rebeló y está en las calles y va a estar todo el fin de semana en la calle, hasta que el Gobernador prohíba el fracking y derogue su propio decreto”.

Cinco años de lucha contra el fracking

Desde que en la Argentina comenzaron a explotarse masivamente las formaciones no convencionales, podría decirse que en la provincia de Mendoza el desarrollo del fracking ha permanecido latente. En 2013 y en plena fiebre de Vaca Muerta, tras el acuerdo entre YPF y Chevron, el gobierno de Paco Pérez (PJ, 2011-2015) buscó sumarse a ese boom.
Sobre la base ya instalada de una fuerte conciencia socioambiental en la provincia, y la presencia de diversas asambleas en distintos lugares de su territorio, la ciudadanía organizada buscó generar ordenanzas municipales que prohibieran la técnica. En mayo de 2013 Tupungato fue el primer municipio libre de fracking de la provincia, al cual se le unieron posteriormente Tunuyán, San Carlos y General Alvear. En el caso de Tupungato y General Alvear, los intendentes trataron de vetar las ordenanzas, sin embargo éstas fueron frenadas por la presión popular sobre los Concejos Deliberantes. Es decir, al día de hoy se encuentran vigentes. Además existen proyectos de ordenanzas similares en Maipú, Luján de Cuyo, Las Heras y Godoy Cruz. En aquel momento el diputado radical Tadeo García Zalazar presentó un proyecto de ley que buscaba prohibir la técnica a nivel provincial. Sin embargo en la actualidad, siendo parte del oficialismo, como intendente de Godoy Cruz, es un defensor de la política pro fracking del gobernador Alfredo Cornejo.
El actual Gobernador dentro de la alianza Cambiemos, sostuvo un discurso de campaña ambiguo respecto de la utilización del fracking. Sin embargo, una vez en el Gobierno, comenzó a avanzar hacia la reglamentación de la técnica. En julio de 2017 firmó la resolución 813/17 que permitió a la empresa El Trebol S.A. fracturar cuatro pozos en el área Puesto Rojas –dentro de la formación Vaca Muerta– en el departamento de Malargüe. La directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, lo justificó así; “el fracking está lanzado a nivel nacional. La Ley de Hidrocarburos (de la Nación) obliga a las empresas a hacer exploración y explotación sobre no convencionales. La Ley provincial de Hidrocarburos adhiere a esa ley y nosotros lo que hemos hecho es dar un marco regulatorio para la evaluación de los posibles estudios ambientales y minimizar los impactos”.

El decreto originó diversas movilizaciones y acciones judiciales, así como un nuevo proyecto de ley provincial de prohibición del fracking presentado por Gustavo Majstruk (PJ), amparado en el Principio Precautorio. Bajo el discurso de “consensuar posturas” pero con el objetivo de avanzar definitivamente con el fracking, el Gobierno convocó a una audiencia pública para tratar la regulación de la técnica. La audiencia se realizó entre navidad y año nuevo, el 28 de diciembre del año pasado, y no en la capital, sino en la ciudad de Malargüe.
En línea con el Gobernador Cornejo, que señaló que la crítica al fracking es “politiquería y opiniones infundadas de gente que ’le parece’ que esto contamina”, Miriam Skalany señaló que a dicha actividad “asistieron más de 450 personas y no hubo argumentos técnicos que rebatan algunos de los puntos del decreto. Por eso me parece importante dar un debate técnico…”. En un debate en MDZ Radio el geógrafo y miembro de la Asamblea Popular por el Agua, Marcelo Giraud, rebatió: “no comparto la visión de Skalany, como tampoco fue real el titular del principal diario de la provincia, que decía que con más apoyos que oposición avanza el fracking en la provincia. No es de ninguna manera real, porque hubo el mismo número de voces que se expresaron a favor, como en contra. Y quienes estaban a favor tenían el argumento monotemático de las fuentes de trabajo, cuando lo que se discutió era un procedimiento de evaluación de impacto ambiental, no si la actividad petrolera genera o no trabajo”.

movilización contra el fracking en mendoza

Finalmente el 9 de marzo de este año fue publicado el decreto 248/18. Este fue inmediatamente criticado por tener un claro sesgo a favor de la utilización de la técnica. Las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura sostuvieron que “el gobierno aprobó de modo ilegal e ilegítimo una reglamentación que, lejos de proteger el agua y los ambientes mendocinos, los pone en alto riesgo y flexibiliza los requisitos en las áreas ya concesionadas”, mientras que la Red Ambiental OIKOS, presentó una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia contra el decreto.

Para Marcelo Giraud “hay una cuestión que es significativa respecto de los controles, que es que más allá de lo que digan las leyes, que trazan una política, es que demasiado a menudo no se cumplen. Entonces las manifestaciones de impacto ambiental, aunque luego son evaluadas por instancias del Estado, muchas veces se basan de la buena fe de lo que las empresas declaran y el control efectivo en el territorio es realmente muy mínimo. La cantidad de personas que están en los organismos es irrisoria respecto de la extensión del territorio provincial y la cantidad de yacimientos, no solo de la actividad minera y petrolera sino también respecto de la agroindustria. Hay un hecho clave: la Dirección de Protección Ambiental y el Departamento General de Irrigación, tendrían que haber frenado, impedido que la empresa El Trébol practicara el fracking sin que estuvieran debidamente instalados los freatímetros para toma de muestras de agua en las inmediaciones del yacimiento. Hoy no tenemos línea de base de los estudios de calidad previos”.

Así, en medio de la incertidumbre, el Gobierno de Mendoza busca promover el fracking en la provincia. Hoy las promesas de inversiones tienen más peso que los riesgos sociales y ambientales de la aplicación de esta técnica en una provincia que lleva casi una década en emergencia hídrica. En sintonía con el Gobierno Nacional, Cornejo demuestra que la política pro energías renovables es mucho más maquillaje que un intento de renovación profunda de la matriz energética Argentina. Se enfrenta, sin embargo, a un pueblo con tradición de lucha en la defensa de su territorio. Los hechos de finales de abril no son el punto de partida de la lucha contra el fracking en Mendoza, sin embargo, se transformarán en un hito clave que quizás pueda llevar a esta provincia a seguir el camino de Entre Ríos y Santa Fe, territorios donde el fracking ya está prohibido gracias a la presión popular.

Fuentes:

  • ANRed (29/04/2018) “Fuera Fracking fuera”: multitudinarias manifestaciones y cortes de ruta en Mendoza
  • Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Uspallata (26/04/2018) Declaración
  • Asambleas Mendocinas por el Agua Pura (09/08/2017) El Fracking Mata. El Gobierno Miente.
  • Federico Soria (20/04/2018) Fracking en Mendoza: El Gobierno autorizó una prospección de hidrocarburos no convencionales en un Área Natural Protegida
  • La Izquierda Diario (Gonzalo Viñas), (23/04/2017) Análisis de la UNCUyo confirma que el fracking contaminó napas en Malargüe
  • La Izquierda Diario (13/03/2017) Comunidades mapuches de Malargüe denuncian constantes derrames contaminantes
  • Los Andes (29/03/2018) Fracking: dos estudios controversiales reavivan el debate
  • Los Andes (28/04/2018) Apareció la autora del audio viral que dice que Mendoza es “un pueblo sacrificable”
  • Mendoza Online (25/04/2018) A fondo y en serio: el debate sobre el fracking en MDZ Radio
  • Observatorio Petrolero Sur (25/08/2017) Mendoza se acerca a Vaca Muerta y las fracturas quedan a la vista
  • Prensa Gobierno Mendoza (15/07/2017) Mendoza presenta un gran potencial de petróleo no convencional
  • Sitio Andino [Gianni Pierobon] (09/03/2018) El fracking empezó con todo, ya hay un proyecto de explotación

Por: Observatorio Petrolero Sur