En Escocia crean el primer parque eólico marítimo flotante del mundo

El primer parque eólico flotante del mundo empezó a funcionar ya es un hecho. Ubicado en el Mar del Norte, a 25 kilómetros de la localidad escocesa de Aberdeenshire, cuenta con una capacidad de 30MW con la que alimentará de energía a cerca de 20.000 hogares.

 

Operado por la petrolera noruega Statoil junto a Masdar, una compañía de energías renovables de Abu Dabi, el denominado parque “Hywind Scotland” está equipado con un total de cinco turbinas de 253 metros de alto (78 metros de los cuales sobresalen de la superficie del agua) y está considerado una experiencia “clave” que buscará consolidar esta nueva alternativa de producir energía eólica.

«Puede usarse para profundidades de hasta 800 metros, abriendo así áreas que hasta el momento han sido inaccesibles. Los aprendizajes de Hywind Scotland allanarán el camino a un nuevo mercado global para los parques eólicos flotantes”, señaló Irene Rummelhoff, vicepresidenta ejecutiva de New Energy Solutions, propiedad de Statoil.

En ocasiones anteriores, varios proyectos buscaron nuevos horizontes para esta tecnología, pero hasta ahora no habían sido desplegadas tan lejos, ya que las granjas eólicas marítimas suelen estar emplazadas cerca de la costa, en regiones donde la profundidad del lecho marino no supera los 30 metros.

“Sabiendo que un 80% de los recursos eólicos offshore (en el mar) está en aguas profundas donde las instalaciones fijadas al fondo no son adecuadas, la energía eólica flotante desempeñará de aquí en más un papel significativo en el crecimiento del sector”, afirmó Rummelhoff.

Este proyecto, de acuerdo a sus impulsores, también pretenderá mejorar la imagen de los emprendimientos eólicos, cuya mayor traba hasta ahora ha sido el rechazo que genera en la población por su impacto visual en los paisajes, principalmente aquel que ocasionan las turbinas instaladas en tierra firme.

¿Cómo funciona?

Las turbinas eólicas llevan construyéndose en agua desde la década de 1990, pero solo pueden ser fijadas al suelo en profundidades de aproximadamente 60 metros. Sin embargo, las turbinas flotantes de Escocia están ancladas a 77,7 metros y pueden ser aparejadas a profundidades de más de 790 metros.

Una vez se encuentren en posición vertical y en funcionamiento, unos cables conectan las turbinas a la red eléctrica de la ciudad. De acuerdo a las autoridades de Statoil, las turbinas son capaces de proporcionar energía a 20.000 hogares.

“Flota, pero es bastante estable cuando está en pie”, afirmó Elin Isaksen, representante de la compañía.

El concepto de la turbina flotante fue elaborado por ingenieros de la energía en 2001. En 2009 se creó un único prototipo y para 2015, el gobierno escocés aportó financiación oficial para que Statoil empezara a trabajar en las cinco turbinas eólicas que ahora se encuentran en el mar del Norte.

Cada turbina es capaz de aportar 6 megavatios de energía a la red, lo que significa que el proyecto puede generar 30 megavatios en total. Cuando no se utiliza, toda esta energía se almacena en baterías de litio, con una capacidad superior a la de más de dos millones de iPhones.

Fuente: Foro Ambiental / National Geographic