Hay equipo. Monsanto y la Agencia de Protección Ambiental frenaron una revisión sobre la seguridad del glifosato

Correos electrónicos gubernamentales –recientemente difundidos públicamente– dan cuenta del constante esfuerzo realizado por varios funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para frenar la revisión de seguridad por parte de una agencia federal sobre el herbicida más vendido de Monsanto. De manera notoria, las comunicaciones muestran que los esfuerzos de la EPA fueron coordinados con la propia Monsanto, y que los funcionarios de la EPA, además, mantenían al gigante químico actualizado sobre el progreso de esas gestiones.


Edición: Foro Ambiental*

Foro Revista Nº 36

Los documentos revelan que esto no fue un accidente, ni un retraso burocrático, sino que fue el resultado de un esfuerzo de colaboración entre Monsanto y un grupo de altos funcionarios de la EPA

El cruce de correos, la mayoría de los cuales se obtuvieron mediante solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA), señala que fue a principios de 2015 cuando la EPA y Monsanto comenzaron a trabajar en coordinación para detener una revisión toxicológica sobre el glifosato, el ingrediente clave en los productos Roundup de la marca Monsanto, por parte de una unidad vinculada a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los detalles revelados por estos documentos surgen de una demanda contra Monsanto que alega que la compañía ha tratado de encubrir evidencia sobre el daño de sus herbicidas.

La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR), una agencia federal de salud pública que junto con el CDC es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS), es la encargada de evaluar los posibles efectos adversos para la salud humana de las exposiciones a sustancias peligrosas en el medio ambiente. Por lo tanto, tenía sentido que la ATSDR echara un vistazo al glifosato, que se usa ampliamente en granjas de EE. UU.
La ATSDR anunció en febrero de 2015 que planeaba publicar un perfil toxicológico del glifosato para octubre de ese año. Pero para ese mes, la revisión aún estaba “en espera”, y hasta la fecha no ha sido publicada.
Los documentos revelan que esto no fue un accidente, ni un retraso burocrático, sino que fue el resultado de un esfuerzo de colaboración entre Monsanto y un grupo de altos funcionarios de la EPA.

“Monsanto cree que la ATSDR está haciendo una evaluación de glifosato. ¿Podrían ustedes hacer que se termine?"

Para Monsanto, el momento de la revisión de la ATSDR fue preocupante. En marzo de 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud declaró que el glifosato es un probable carcinógeno humano, y Monsanto temía que la ATSDR pudiera tener preocupaciones similares sobre el químico. Denuncias anteriores han descrito cómo un funcionario de EPA, Jess Rowland, comunicó a Monsanto en abril de 2015 su disposición para  frenar la revisión de la ATSDR. Rowland, que se jubiló en 2016, fue el subdirector de división dentro del área de efectos en la salud de la Oficina de Programas de Pesticidas (OPP) de la EPA. La sospechosa e íntima relación entre Rowland y Monsanto han provocado una investigación de la Oficina del Inspector General de la EPA.
Pero la gran cantidad de documentos recién obtenidos de la EPA y el HHS demuestran que la asistencia a Monsanto provino no sólo de Rowland sino también de otros funcionarios de EPA y de más alto nivel dentro de la mencionada agencia de control. En lugar de alentar y ayudar a la revisión toxicológica del glifosato, los funcionarios de Monsanto y EPA se quejaron reiteradamente en la ATSDR y el HHS planteando que la misma era innecesaria por “duplicar estudios” y que debía pasar a segundo plano ya que sería la EPA y una revisión también en curso la que se haría cargo del tema.

Cronología


La siguiente línea de tiempo muestra cómo se desarrollaron los eventos:

19 de mayo de 2015:
Michael Dykes, que en ese momento –y desde hacía bastante– ocupaba la vicepresidencia de Asuntos Gubernamentales de Monsanto, escribió directamente a Jim Jones, Administrador Auxiliar de la Oficina de Prevención de Contaminación y Seguridad Química de la EPA. Jones supervisaba la Oficina de Programas de Pesticidas (OPP) de la EPA. Jones había sido designado en el cargo por el presidente y su influencia era significativa. Exactamente a las 3:28 p.m., llegó el siguiente correo: Dykes le recordó a Jones que habían discutido recientemente la revisión del glifosato por parte de la ATSDR del HHS en una reunión. “Vos no estabas enterado de su revisión. ¿Pudiste enterarte de algo más sobre lo que hacen? “, preguntó Dykes.
Jones no perdió el tiempo. Aproximadamente una hora más tarde envió el mensaje al Director de la OPP, Jack Housenger, escribiendo “Monsanto cree que la ATSDR está haciendo una evaluación de glifosato. ¿Podrían ustedes hacer que se termine?” Housenger responde rápidamente: “Sí. Jess lo acaba de confirmar con ellos… Ha sido difícil obtener información”.
En una hora, Jones dio instrucciones a un miembro de su equipo de trabajo para que le consiguieran los datos de contacto de la persona responsable de la ATSDR. Ella respondió a la mañana siguiente que el Dr. Patrick Breysse era la persona indicada. Breysse se unió al CDC en 2014 como director del Centro Nacional de Salud Ambiental, y era quien supervisaba el Centro Nacional de Salud Ambiental (NCEH) de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades ATSDR.

20 de mayo de 2015:
Poco después de las 8:30 a.m. Jones ordenó a un miembro del personal que ordenara a Housenger ponerse en contacto con Breysse, y este así lo hizo. En dos horas Housenger escribió un correo electrónico a Breysse informando que la propia reevaluación de la EPA sobre el riesgo del glifosato estaba ya casi terminada, sugiriendo que esta información le serviría para evaluar si “todavía sentía la necesidad de hacer su propia evaluación”. Housenger le dijo a Breysse que ya había llegado a la persona asignada a la evaluación de la ATSDR y que ella había indicado que “coordinará” con la EPA, pero eso no fue suficiente. Housenger no mencionó el acercamiento de Monsanto con la EPA sobre el tema sino que cuestionó la continuidad de la revisión de la ATSDR “¿es esto un buen uso de los recursos del gobierno?”, escribió. Breysse respondió que “se ocuparía del tema” y Housenger le agradeció su rápida respuesta. Breysse luego contactó a un director de la división de la ATSDR, llamado James Stephens, para organizar una discusión sobre la solicitud de la EPA.

21 de mayo de 2015:
James Stephens le respondió a Patrick Breysse que el equipo de la ATSDR pensó que el trabajo de la EPA “puede superponerse pero no es totalmente duplicado …” y declaró que el equipo de la ASTDR no ha podido ver borradores del trabajo de la EPA. “Creo que todos acordamos en que sería bienvenida una mayor discusión con la EPA pero esperamos usarla para ayudarnos a saber más sobre lo que están haciendo”, le dijo a Breysse. Después de enterarse de Stephens, Breysse le escribió a Housenger diciendo que el personal de la ATSDR estaría en contacto para ese intercambio. Housenger respondió con su reiteración de que la revisión de la ATSDR sería un “esfuerzo gubernamental duplicado” y que el borrador de la EPA saldría en julio de 2015. (Al momento de escribir esta nota, esa evaluación de riesgo preliminar de la EPA todavía no se ha publicado, aunque en 2016 la EPA publicó un informe de evaluación del cáncer que declaraba que el glifosato no causa cáncer).

4 de junio de 2015:
A modo de presión, Housenger de la EPA escribió nuevamente a Breysee para decirle que aún no había tenido noticias de nadie sobre el tema. Stephens de la ATSDR le respondió asegurando de que “alguien lo llamaría”. Los correos electrónicos internos de Monsanto muestran que, al mismo tiempo, Monsanto también promovió el relato “del trabajo duplicativo” con el HHS, reuniéndose el 4 de junio con el Subsecretario Adjunto de Salud Global de ese organismo, Mitchel Wolfe, para pedirle que ayude a repudiar la clasificación de la IARC y para reconocer que una revisión del glifosato “no era el papel” que le correspondía a su agencia. En un memorando de Monsanto con detalles de esa reunión dice “El Dr. Wolfe aseguró que hará un seguimiento de lo que estaba pasando con la ATSDR. Asimismo se lo alentó a tener también conversaciones con el personal de la EPA”.



IARCMonographs Volume 112:evaluation of five organophosphate insecticides and herbicides

VER DOCUMENTO

“Estamos tratando de hacer todo lo posible para evitar que ocurra un “IARC doméstico” en esa agencia. Puedo necesitar su ayuda”

9 de junio de 2015:
Henry Abadin, un científico supervisor de la ATSDR, informó a Stephens que había hablado con Housenger y explicó que la agencia no creía que estuviera “duplicando esfuerzos”. Sin embargo, dijo que le dijo a la EPA, “no teníamos un problema con poner el perfil de glifosato en espera, del informe final de OPP”.

19 de junio de 2015:
Para garantizar que la revisión de la ATSDR no avanzara, Dykes de Monsanto volvió a hablar con Wolfe del HHS y solicitó una actualización sobre la ATSDR. “Expliqué … nuestra pregunta era sobre el propósito y el alcance de una revisión duplicada por parte de la ATSDR. También le dije que nos preocupaba que la ATSDR salga algún día con un informe. Una vez más, recalqué que nos preocupaba que incluso estuvieran revisando el glifosato, como lo hicieron las personas con las que conversamos en EPA “, escribió Dykes a sus colegas.

21 de junio de 2015:
Dykes de Monsanto todavía estaba lo suficientemente preocupado por la revisión de la ATSDR, para enviar un correo nocturno en copia a varios colegas para informarles que, si bien había seguido presionando sobre el punto de la duplicación con la ATSDR, estaba preocupado. “La revisión del glifosato se realizará en cualquier momento”. En un mensaje de texto enviado ese mismo día, el científico de Monsanto, Eric Sachs, se comunicó con una toxicóloga de la EPA, Mary Manibusan, y le solicitaba contactos en la ATSDR. “Estamos tratando de hacer todo lo posible para evitar que ocurra un “IARC doméstico” en esa agencia. Puedo necesitar su ayuda”. Los mensajes de texto fueron encontrados entre ciertos registros internos de Monsanto obtenidos por víctimas de cáncer que están demandando a la compañía, alegando que el Roundup causó sus enfermedades.

23 de junio de 2015:
Para el martes, Jenkins de Monsanto tenía buenas noticias: había escuchado de Housenger que el funcionario de la EPA había tenido éxito en obtener una promesa de la ATSDR de poner su informe “en espera”. La revisión no estaba muerta, sin embargo, escribió: La ATSDR argumenta “que su proceso es distinguible y no duplicativo”. Estudian diferentes puntos finales y le dijeron a la EPA que no “hacen mención al cáncer[1]“, pero creo que debemos seguir siendo cautelosos”.

24 de junio de 2015:
el jefe científico de Monsanto, William Heydens, respondió: “¿Distinguible y no duplicado? ¿Lo dicen en serio? Yo creeré que no están mencionando o abriendo la discusión sobre el cáncer cuando lo vea. De todos modos, al menos saben que están siendo observados, y con suerte eso les impide hacer algo demasiado estúpido …” Jenkins respondió, reconociendo que Monsanto tenía mucho más que temer de la ATSDR que de la EPA ya que las dos agencias habían llegado a “diferentes conclusiones” sobre otros temas. Informó que le habían dicho que la ATSDR era “MUY conservadora al estilo de la  IARC…”

23 de octubre de 2015:
la EPA y Monsanto tenían la revisión de la ATSDR completamente en espera. Housenger de la EPA escribió para actualizar a Jenkins de Monsanto: “Están esperando nuestra investigación sobre glifosato. Y acordaron compartir lo que hacen”. Ese mismo mes, el Comité de Evaluación y Revisión del Cáncer de la EPA (CARC), que fue presidido por Rowland, emitió un informe interno que indica que, contrariamente a la IARC, la revisión del glifosato de la EPA encontró que “probablemente no sea carcinogénico para los humanos”.
La EPA todavía tiene que emitir la nueva evaluación general de riesgos que, según dijo, saldría en 2015. La agencia ha ofrecido cronogramas en constante cambio para la evaluación, pero ahora dice que tiene la intención de lanzar un borrador de evaluación de riesgos en algún momento de este año. Luego vendrá un período de comentarios públicos de 60 días. Después del período de comentarios públicos, la EPA determinará si se necesita alguna gestión de riesgos. Mientras tanto, Monsanto ha citado el respaldo de la EPA a la seguridad del glifosato como un repudio al hallazgo de la IARC; tanto en la corte como con los reguladores en Europa que también están analizando los problemas de seguridad del glifosato.

Sin comentarios

La EPA no respondió a una solicitud de comentarios sobre sus esfuerzos para retrasar el informe de la ATSDR o las comunicaciones con Monsanto con respecto a ese esfuerzo.
Pero Brent Wisner, un abogado que representa a muchas de las víctimas del cáncer que están demandando a Monsanto, dijo que los documentos ofrecen pruebas contundentes de vínculos inapropiados entre la EPA y la compañía química.
“Creo que es muy claro que los funcionarios de la EPA y los empleados de Monsanto trabajaron juntos para lograr el objetivo de detener ese análisis en la ATSDR. Eso es colusión”, dijo Wisner.

///

Artículo basado en la nota:
Collusion Or Coincidence? Records Show EPA Efforts To Slow Herbicide Review Came In Coordination With Monsanto
Autora: Carey Gillam.
Traducción periodística para Monsantopapers (lavaca.org): Anabel Pomar

Volver a Foro Revista

Documento original (en inglés)

Monsanto-Worries-About-ATSDR-Glyphosate-Review-Seeks-to-Rebut-IARC

VER DOCUMENTO