En Cañuelas, cerraron el último megabasural municipal de la cuenca Matanza – Riachuelo

El vertedero fue el destino de los residuos de la comuna desde la década del setenta. Con su cierre, ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 según datos del CEAMSE.

 

Tras ocho meses de trabajos de recomposición y saneamiento, se cerró el complejo que utilizó el Municipio de Cañuelas como vertedero de residuos en la cuenca Matanza – Riachuelo durante los últimos 50 años.
El ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, remarcó que “este es un ejemplo de que se puede trabajar en equipo a pesar de las diferencias políticas” y agregó “que lo importante de este cierre es que entendemos que no hay que volver a dañar este espacio”.
Las obras para ponerle fin de forma definitiva al último megabasural del Riachuelo se llevaron adelante a partir de un acuerdo entre la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE) y la ACUMAR, el ente encargado de limpiar la cuenca. Un mes antes se había logrado el cierre del de Marcos Paz, por lo que ya no quedan vertederos de más de 15.000 m3.
“Es un logro que conseguimos trabajando en equipo con el municipio, CEAMSE, el Ministerio de Ambiente y el Juzgado de Morón”, sostuvo la titular de la ACUMAR, Dorina Bonetti. Además, según la funcionaria, “es un paso histórico para el municipio, para ACUMAR y para el ambiente”.
Por su parte, el intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta (FPV) destacó: “Nunca renunciamos a seguir trabajando a pesar de las diferencias. Este paso histórico es un gran desafío en épocas difíciles y estamos dispuestos a asumirlo porque es importante para el pueblo de Cañuelas”.

Un (gran) problema menos

El principal problema ambiental vinculado a los basurales es la proliferación de vectores de enfermedades como los mosquitos, moscas y roedores, convirtiendo el lugar y sus alrededores en peligrosos focos de infección. Además, son fuentes de contaminación de suelos y del agua subterránea ya que, al no contar con ningún tratamiento ni contención, el agua de lluvia escurre a través de la basura hacia las napas subterráneas, terrenos y cursos de agua linderos.
El predio de Cañuelas, de unas 7 hectáreas, recibía más de 1.200 toneladas de residuos por mes: desde el comienzo de los trabajos de cierre, ACUMAR asumió el compromiso del transporte y la transferencia de los residuos generados por el municipio hacia alguno de los centros de disposición de CEAMSE, además se comenzó a construir el Ecopunto, que permitirá recuperar una buena parte de la corriente de áridos y residuos de poda.

cierre-basural-canuelas
El trabajo de cierre tomó 8 meses y se realizó con dos retroexcavadoras, una topadora, una retropala y dos camiones volcadores de 14 m3.
Los trabajos realizados en el predio, ubicado en las cercanías de la ruta provincial 6 a unos 2 kilómetros de la intersección con la ruta nacional 205, se denominan “cierre técnico” y consiste en la nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno, la remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con una capa de tierra negra no menor a 60 centímetros de espesor para proceder, por último, al sembrado de vegetación.
Además, se construyeron tres pozos de monitoreo de agua subterránea para tener un control estricto del predio y la infraestructura para los controles y monitoreo de Biogás. También se construyeron los desagües pluviales y una barrera forestal en la que fueron plantados árboles provistos por CEAMSE.

Fuente:

  • Cerraron el macrobasural municipal de Cañuelas / Diario Popular

Foro Ambiental