El INTA reforestará bosques nativos en Río Negro, Chubut y Tucumán

A través de un programa del Ministerio de Ambiente, se recuperarán zonas castigadas por incendios o el avance de la frontera agrícola. También se llevarán adelante tareas de control de especies invasoras.

 

A través del Programa ForestAr 2030, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) recuperará cuatro áreas de bosques nativos que hoy se encuentran dañadas por incendios forestales, inundaciones, el avance de la agricultura o la invasión de especies exóticas.
Con el objetivo de mitigar los efectos del calentamiento global, ya que los bosques se encargan de atrapar y almacenar dióxido de carbono, las tareas se llevarán a cabo en las localidades de Bariloche (Río Negro), Atilio Viglione y Trevelin (Chubut) y Famaillá (Tucumán).
ForestAr 2030 es un programa nuevo de reforestación creado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. En total, se aprobaron veintitrés proyectos para plantar un total de 10 millones de árboles sobre 1.720 hectáreas en el país.

Bariloche

En Río Negro hay dos proyectos. El primero que se puso en marcha fue el de la restauración de dos sectores del bosque de lenga en la ladera sur del Cerro Otto de Bariloche, afectados por los incendios que se produjeron en los años 1995 y 2013.
La recuperación de la zona también incluirá la plantación de lengas, cipreses, ñires, maitenes y coihues. Además del INTA, participa personal de la Tecnicatura en Viveros de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Bariloche, el Ministerio de Ambiente y la Subsecretaría de Bosques de la provincia.
La segunda iniciativa, por su parte, cuenta con el apoyo del Área Forestal del Parque Nacional Nahuel Huapi y está destinada a la erradicación de una extendida invasión de arces en la Península de Quetrihué y la plantación de especies nativas en la Isla Victoria.

Atilio Viglione y Trevelin

En Chubut, se impulsa un plan de plantación, protección y provisión de plantines nativos en las ciudades de Atilio Viglione y Trevelin, cuyas áreas forestales han sido degradadas por incendios y el avance de la frontera agrícola. Además, se plantarán especies de lenga, coihue, ñire y ciprés de la cordillera.
El proyecto lo llevan adelante técnicos del INTA Esquel, que cuentan con el apoyo de productores rurales de la zona e investigadores del programa Cambio Rural, que depende de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Famaillá

Liderado por el Dr. Luis Fornés (INTA- Buenos Aires), este emprendimiento buscará recuperar las especies arbóreas de algarrobo que hoy se encuentran degradadas alrededor de la Cuenca Salí-Dulce, en Famaillá.
Participan, la Fundación ArgenINTA (INTA-Centro Regional Tucumán-Santiago del Estero-EEA Famaillá, Tucumán), la Escuela Agrotécnica Alberdi, de la provincia de Tucumán y las ONG´s PROYUNGAS, FUNDEFMA y SUSTENTARNOS.

Fuentes:

  • El Plan ReforestAr 2030 se aplicará en Chubut / El diario de Madryn
  • INTA ganó 4 proyectos en la primera convocatoria del Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos / curi.nearural.com

Foro Ambiental
Keywords: