Duro revés para Barrick: Chile ordena el cierre de Pascua Lama

Por las irregularidades y los sucesivos hechos de contaminación, las autoridades del país trasandino decretaron el fin del proyecto binacional que es compartido con Argentina

 

Para Barrick Gold comienzan a cerrarse algunos caminos. Al menos en Chile, donde la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) anunció la clausura definitiva del proyecto de oro y plata Pascua Lama, debido al incumplimiento de pautas ambientales.

“A partir de la gran sucesión de infracciones, entre los cuales existen daños ambientales irreparables, merecen la sanción de clausura total y definitiva”, señaló el organismo de control chileno en un comunicado.

Según indicó la SMA, las sanciones –que incluyen una multa superior a los 11 millones de dólares– responden a un total de treinta y tres cargos formulados contra el emprendimiento de la multinacional canadiense, de los cuales seis corresponden a infracciones gravísimas, catorce a graves y nueve a leves.

“Dada la naturaleza y envergadura de las faltas cometidas por la empresa, se ha llegado a la convicción de que es la sanción más adecuada y proporcional en este caso”, afirmó Cristián Franz, superintendente del Medio Ambiente.

Pascua Lama es el primer emprendimiento minero binacional del mundo y se encuentra en lo más alto de la cordillera de Los Andes, tanto en la Región de Atacama (Chile) como en la Provincia de San Juan. La aprobación, por parte de ambos países, se produjo en 2001 y recién cinco años después comenzaron las obras. Sin embargo, en el año 2013 fue paralizado sin que hubiera entrado en operación a partir de la exigencia de las autoridades chilenas, que dieron lugar a las múltiples denuncias que se realizaron por contaminación, las cuales alcanzaron dimensión internacional e hicieron que se retiraran algunos bancos que habían prometido financiar la mina.

Entre los incumplimientos del proyecto, que desde el principio generó un fuerte rechazo social, se encuentra la intervención de vegas altoandinas, la afectación de diversas especies de fauna y flora nativa (varias de ellas protegidas por distintas categorías de conservación) y el monitoreo incompleto de glaciares y glaciaretes.

“Chile no tiene una ley nacional de glaciares y, sin embargo, actúa a favor del medioambiente. En cambio, la Ley de Glaciares argentina es incumplida una y otra vez”, afirmó Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace.

En esa misma línea se pronunció Saúl Cabellos. El activista de la Asamblea Jáchal No Se Toca, cuestionó la posición del gobierno de Mauricio Macri frente a este tema y dijo que “es una burla que del lado chileno haya 33 faltas graves y del lado argentino ni siquiera un tirón de orejas”.

A partir de las denuncias de ONG´s y organizaciones sociales, incluso quedó constatado que el proyecto binacional ha comprometido la seguridad de valles y ríos por la utilización de cianuro, ácido sulfúrico y mercurio, así como también violado territorios de comunidades originarias.

“Esta resolución corrobora lo que dijimos desde el inicio: este proyecto es inviable y nos contaminaría. Hoy ya nadie puede decir que Barrick Gold y su proyecto Pascua Lama ejercen una minería responsable, sino más bien son criminales”, publicó la organización Comunidades del Valle del Huasco.

Para Strano “es un hecho histórico que debemos celebrar, sin olvidarnos de otros proyectos de la Barrick Gold como Veladero que sigue en pie y la intención de la minera de continuar con la explotación de Lama”.

Más complicados

A principios del 2018, tras muchos años de complicidad y de pasar por alto las irregularidades de Barrick Gold, el Gobierno de San Juan decidió aplicarle una multa de más de 104 millones de pesos a la multinacional canadiense por los derrames de cianuro que se produjeron en la mina Veladero en septiembre de 2016 y marzo de 2017.

De acuerdo a las investigaciones de la Justicia, en los dos casos hubo fugas de solución cianurada que sobrepasaron el valle de lixiviación, aunque no llegaron a ningún río, como sí ocurrió en septiembre 2015, considerado el mayor desastre minero de la historia del país, por el cual se dispuso una primera multa de casi 146 millones de pesos.

“Luego de tres derrames, no hay más excusas: como Pascua Lama, Veladero debe cerrar y la empresa debe hacerse cargo y cumplir con la remediación ambiental correspondiente”, sentenció el representante de Greenpeace.

En noviembre del año pasado, además, se procesó a cuatro funcionarios nacionales al entender que tuvieron implicancias en los derrames de Barrick Gold. El fallo, considerado histórico por las organizaciones ecologistas, acusó a tres ex secretarios de Ambiente de la Nación (Juan José Mussi, Omar Judis y Sergio Lorusso) y al ex titular del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ricardo Villalba) por la violación de la Ley de Glaciares. Además, ordenó un embargo por cinco millones de pesos y prohíbe salir del país a los cuatro imputados.

De acuerdo a las investigaciones de Casanello, que contó con los aportes de la Asamblea Jáchal No Se Toca y de los abogados ambientalistas Enrique Viale y Diego Seguí, el razonamiento es sencillo: de cumplirse la legislación, tanto Veladero como Pascua Lama (el otro proyecto minero de Barrick Gold) no deberían existir, por ende, no hubiese habido

Lo que dice Barrick

A pesar del expreso pedido de cierre, la minera canadiense sostuvo en un comunicado que la sanción de la Superintendencia no revocó la resolución que permite la explotación de la zona, por lo cual “no altera el plan de la compañía de estudiar una opción subterránea”.

Barrick cree también que la sanción “se refiere a eventos del pasado”. Según René Muga, director ejecutivo de Barrick Chile, “actualmente Pascua Lama está enfocada en el futuro, con una perspectiva de sustentabilidad; de hecho, en respuesta a las inquietudes expresadas por las comunidades, la compañía está realizando estudios de optimización del proyecto para evaluar un posible desarrollo subterráneo que reduzca sus impactos ambientales y sociales”.

También Fernando Giannoni, director ejecutivo de la compañía en Argentina y ex vicepresidente de Monsanto América del Sur, defendió el desarrollo de Pascua Lama. “Los cambios que se hicieron fueron muy profundos. Pero, de todas maneras, tenemos que entender que las operaciones mineras son operaciones industriales y que, como tal, puede estar sujeta a que sucedan cosas (derrames)”, justificó.

Fuente: Foro Ambiental