Día Mundial de las Tortugas Marinas: preservación y defensa de estas asombrosas criaturas.

Hoy, 16 de junio, celebramos el Día Mundial de las Tortugas Marinas 2024. Las tortugas marinas son criaturas realmente extraordinarias y esenciales para mantener el delicado equilibrio de los océanos y la vida en la Tierra. Estas magníficas especies han navegado las aguas del mundo durante más de 100 millones de años y están presentes en todos los hábitats marinos.

Al conmemorar el Día Mundial de la Tortuga Marina, debemos recordar la importancia de continuar con los esfuerzos de conservación que se están llevando a cabo para proteger a estas increíbles criaturas, permitiendo que sigan nadando en nuestros océanos durante miles de años más.

La fecha elegida para el Día Mundial de las Tortugas Marinas 2024 celebra el nacimiento de un renombrado conservacionista que dedicó su vida a proteger a estos reptiles, defendiendo su aporte al medio ambiente y explicando al mundo su importancia: el zoólogo y herpetólogo Archie Carr, quien nació el 16 de junio de 1909 en Alabama y falleció a los 77 años en Florida.

Una Existencia Complicada

Tras largas travesías nadando, cada año los machos y hembras se reúnen en ciertos lugares grabados en su memoria genética para procrear a las nuevas generaciones. Después de la cópula, los machos generalmente regresan al mar y las hembras se dedican a anidar, cavando grandes pozos y enterrando sus huevos en la arena.

Una hembra puede desovar hasta ocho veces cada temporada. Las crías de tortuga nacen después de aproximadamente seis a ocho semanas y, tras romper el cascarón, excavan hacia la superficie de la arena para encontrar su camino hacia el mar. Sin embargo, la vida de una tortuga marina es muy dura, y aproximadamente uno de cada 1,000 bebés logra llegar a la edad adulta e iniciar el ciclo de nuevo.

Impacto Ecosistémico Importante

Las tortugas marinas en cada etapa de sus vidas tienen un impacto significativo en los ecosistemas a los que pertenecen. Esto ocurre de muchas maneras y es fundamental para la salud del medio ambiente.

Por ejemplo, los huevos que no eclosionan se descomponen en la arena y proporcionan nutrientes para las plantas. Cuando las crías nacen y se arrastran hacia el mar, mueven una gran cantidad de nutrientes, suministrando alimentos a los pequeños organismos vivos que habitan cerca de la superficie. Cuando los adultos llegan a las playas de anidación, también traen nuevos nutrientes del mar.

Los huevos y las crías son una fuente importante de alimento para varios depredadores, incluyendo aves, mamíferos y crustáceos. Estos animales desentierran los huevos de tortuga marina y también cazan las crías mientras reptan hacia el mar.

En el agua las crías tampoco están seguras, ya que peces y otras criaturas marinas también se alimentan de tortugas bebés. Cuando las tortugas marinas crecen y alcanzan tamaños considerables, el número de depredadores potenciales disminuye, aunque algunos tiburones y orcas se atreven a cazarlas. Y, por desgracia, la amenaza de la pesca furtiva por parte de los humanos y de su muerte por negligencia, contaminación o intoxicación persiste.

Un dato relevante es que las tortugas verdes son uno de los pocos grandes herbívoros que se alimentan de hierba marina. Su pastoreo ayuda a mantener los mares saludables, de la misma manera que el pastoreo en tierra es importante para la salud de los pastizales.

Un Llamado a la Conciencia

Varias especies de estos grandes reptiles están en grave peligro de extinción y las causas son casi exclusivamente antropogénicas. Es hora de que tomemos conciencia de que la Tierra es un planeta en el que convivimos una multitud de individuos únicos y diferentes, y que existe una interrelación entre todos.

Siempre debemos tener muy presente que el respeto por la vida se lo debemos a todos los seres vivos con los que compartimos el planeta, no solo a los que nos parecen más simpáticos o nos sirven para algún fin.