Contaminación en la Antártida: detectan microplásticos y químicos en muestras de agua y nieve

Una reciente expedición de Greenpeace, reveló la presencia de pequeñas partículas de plásticos y químicos persistentes, en la mayoría de las muestras analizadas en el laboratorio. La Unión Europea propone crear el santuario más grande del mundo en el océano Antártico.

 

El mundo se enfrenta a un problema ambiental que hasta hace menos de una década pasaba casi desapercibido: la presencia de los llamados microplásticos en océanos y mares. Estas partículas menores a los cinco milímetros suelen entrar en los organismos de los peces, creándoles heridas y laceraciones. Por ende, también pueden ser parte de los alimentos que ingerimos.
Para mensurar el problema en el Océano Antártico, Greenpeace llevó a cabo un estudio y los resultados no fueron alentadores. En la mayoría de las muestras de nieve y agua detectaron la presencia de microplásticos y químicos nocivos persistentes.
“Los resultados muestran que los hábitats más remotos de la Antártida están contaminados con desechos microplásticos y químicos peligrosos. Es urgente la creación del Santuario en el Océano Antártico para proteger los pingüinos, las ballenas y todo el ecosistema”, afirmó Estefanía González, coordinadora de la campaña de Océanos de Greenpeace.

De acuerdo al informe final, siete de los ocho muestreos de agua de superficie marina analizados contenían microplásticos. Principalmente microfibras, muy usadas para la fabricación de ropa o redes de pescar. En cuanto a la nieve, siete de las nueve muestras presentaron grandes concentraciones de sustancias peligrosas, como las perfluoroalquiladas (PFAS) y los perfluorados (PFC). Estas suelen encontrarse en papeles plastificados, sartenes, tapicería, revestimientos de ropa deportiva, pesticidas o productos cosméticos.

Contaminación en la Antártida: detectan en el agua, al menos un elemento microplástico por cada litro de muestra.

González atribuyó las causas a la contaminación industrial, el cambio climático y la pesca de krill (crustáceos). “Imaginamos que la Antártida es un área natural, pero no. Estas actividades están dejando una huella clara y dañina de la humanidad”, añadió.
“Vimos todo tipo de desechos de la industria pesquera en la Antártida. Boyas, redes y lonas hundidas entre icebergs, lo que fue muy triste de ver. Las quitamos del agua, pero me quedó muy claro que necesitamos mantener esta área fuera de los límites de la actividad humana si vamos a proteger a la increíble fauna de este ecosistema”, agregó Frida Bengtsson, de la campaña “Protege la Antártida”, de Greenpeace.

Las PFAS y los PFC son químicos relacionados con problemas reproductivos y de desarrollo en la fauna.

Las especialistas sostuvieron que las muestras de nieve recolectadas incluían nieve recién caída, sugiriendo que los químicos peligrosos fueron depositados desde la atmósfera. En ese sentido, destacan que el estudio de Greenpeace aporta información a un asunto que había sido poco tratado hasta el momento en el Océano Antártico.

Te puede interesar:

“Se ha encontrado plástico en todos los rincones de nuestros océanos, desde la Antártida hasta el Ártico y en el punto más profundo del océano, la Fosa de las Marianas. Necesitamos actuar de manera urgente para reducir el curso del plástico hacia nuestros mares y necesitamos reservas marinas a gran escala, como un enorme Santuario en el Océano Antártico, que más de 1.6 millones de personas está pidiendo, para proteger la vida marina y nuestros océanos para las futuras generaciones.”
La expedición, que se realizó entre enero y marzo de este año, se dio en el marco de una iniciativa que busca crear el mayor santuario marino del mundo, de una extensión de 1.8 millones de kilómetros cuadrados. Esta iniciativa fue propuesta por la Unión Europea y la decisión final se tomará durante la próxima reunión de la Comisión del Océano Antártico (CCRVMA), en octubre próximo.

Contaminación en la Antártida, proponen crear un área protegida

El estudio sobre contaminación en la Antártida
«Microplastics and persistent fluorinated chemicals in the Antarctic»

Fuente:

  • Greenpeace descubre contaminación de plástico y químicos peligrosos en el Océano Antártico / Greenpeace
  • © Christian Åslund / Greenpeace (Foto principal)

Foro Ambiental