Con plástico reciclado, la India construye 20 mil kilómetros de ruta

Creado por un profesor de química, este invento se ha posicionado como una solución para reducir los volúmenes de plásticos en el gigante asiático.

 

Mientras el mundo sigue buscándole respuestas a la problemática del plástico, una de las principales batallas medioambientales de este siglo, la India reutilizó desechos de este material para construir 20.000 kilómetros de su red nacional de carreteras. Lo logró gracias al doctor en química, Rajagopalan Vasudevan, quien recibió el Padma Sri (el mayor de los honores civiles del país) por sus investigaciones para reciclar los desechos plásticos como material para pavimentar.

“Nosotros somos el problema. El plástico no bloquearía océanos y basureros si nosotros no lo tirásemos. En cambio, es mucho lo que podemos hacer con él”, explica Vasudevan.

Un proyecto a largo plazo

Vasudevan empezó a estudiar los posibles usos de este material en 2001. Experimentando en los talleres del Colegio de Ingeniería de Thiagarajar, en Madurai, el investigador descubrió que el plástico en su estado líquido logra excelentes propiedades aglomerantes. Exactamente como el betún que se mezcla con gravilla para el asfaltado de las carreteras, pero más resistente.

Su invención no solo es una solución prometedora para una crisis medioambiental de escala global, sino que brinda alternativas a problemas particulares del país asiático.

“Si esta tecnología es seriamente adoptada en todas las ciudades, hay potencial para conseguir la eliminación casi completa de los basureros, dejando pocos desechos finales”, asegura Almira Patel, miembro del Comité para el Tratamiento de Residuos del Tribunal Supremo de la India.

La súbita eliminación de la producción, comercialización y uso de plásticos en India pone en riesgo el medio de subsistencia de familias empobrecidas, dedicadas durante generaciones a la colecta manual de desechos. Su nuevo uso, sin embargo, asegura trabajo para muchos de esos trabajadores.

En octubre de 2017, el gobierno indio anunció que invertiría en el invento del profesor Vasudevan para reducir los baches del asfalto, que generan el 10% de los accidentes de circulación de India, cifrados en medio millón según las autoridades.

Desde entonces, alrededor de 16.000 kilómetros de carreteras se han construido en el estado de Tamil usando la nueva mezcla. Y el gobierno central ha autorizado la pavimentación de otros 13.000 kilómetros; de los que ya se han completado unos 8.600. Además, el uso de plásticos para este asfalto reduce la cantidad de betún necesario en un 8%, abaratando los costes de producción. Mientras un kilómetro de carretera convencional requiere 10 toneladas de betún; con la mezcla de Vasudevan, cada 9 toneladas de betún están revestidas por una tonelada del plástico procedente de desechos.

Críticas y explicaciones

Pese a su novedoso funcionamiento, diversos grupos ambientalistas han rechazado el método de Vasudevan y sugerido que la quema de los plásticos para la mezcla podría ser dañina para la salud. Este planteo se apoya en estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que desalienta la incineración de basura y afirma que tres millones de personas mueren al año en el mundo por causa de la contaminación del aire.

Para el químico, sin embargo, no hay riesgos. Según ha destacado en diferentes oportunidades, el material usado para su proyecto se moldea a temperaturas de 170º, mientras que para que la descomposición del plástico genere humos tóxicos y nocivos se requieren 270º.

Construcciones sustentables

Paralelamente a su invento que hoy recorre el mundo, Vasudevan también ha creado un material de construcción ecológico fundiendo desechos plásticos y grava con materiales como piedra caliza, residuos de cerámica y granito. Bautizado “plastone” (combinación de plástico y piedra en inglés), cada uno de los bloques de este material requiere cerca de 300 bolsas y entre 4 y 6 botellas de plástico; hasta un 40% más que el usado para el asfalto.

Esta propuesta no solo consume más residuos, sino que además es más barato ya que el coste de producción de una losa de un metro cuadrado de este material es de 100 rupias (1,2 euros). Así, Vasudevan solo ha necesitado unos 75 euros para construir un cuarto de baño entero. Según dice, el “plastone” también se podría usar para pavimentar aceras; reemplazando al cemento y multiplicando aún más los posibles usos del plástico reciclado.

Problema mundial

El plástico está presente en casi todos los productos de las sociedades contemporáneas y ha ganado tanto protagonismo que hoy se usa 20 veces más plástico que hace seis décadas atrás, cuando comenzó su auge. De continuar esa tendencia, informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirman que para el año 2050 podrían generarse 1.000 millones de toneladas de plástico al año.

En la actualidad, investigadores, académicos y ambientalistas de todo el mundo coinciden en que la clave para evitar el desastre no está tanto en reducir la producción de este material, sino en la forma en que se trata una vez que es desechado. En ese sentido, afirman que es necesario que tanto los estados como los privados impulsen políticas de reciclaje y desalienten la llamada cultura del descarte (producir, usar y tirar). De lo contrario, advierten, los basurales colapsarán por completo, los océanos seguirán rebalsados de desechos y los pescados que comemos continuarán teniendo plásticos en su interior.

Fuente:

  • Los 20.000 kilómetros de carretera en India construidos con plástico reciclado / El País

Foro Ambiental