Comenzó la cumbre del Cambio Climático, «no encuentran respuestas efectivas»

Hasta el momento, los compromisos ambientales asumidos por los países han sido sobrepasados. En América Latina temen que Brasil abandone el Acuerdo de París.

 

El mundo aún no encuentra respuestas efectivas para controlar el calentamiento global, la contaminación del aire y los fenómenos extremos siguen avanzando. Así se ha manifestado Patricia Espinosa, responsable sobre el clima de la ONU.

América Latina es una de las regiones más ricas en cuanto a naturaleza pero también una de las más vulnerables al cambio climático. Por eso, sus países han manifestado la necesidad de que las potencias mundiales y los organismos internacionales se comprometan a destinar más recursos para la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible de la región.

Los líderes latinos consideran que los lineamientos del Acuerdo de París, al que la mayoría de los latinoamericanos ya se ha adherido y contempla evitar el aumento de la temperatura global, han sido insuficientes por la falta de un compromiso gubernamental de los países más contaminantes, una lista en la que aparecen los más ricos del mundo como Estados Unidos y China, máximos emisores de CO2.

A esa preocupación, además, se suma la decisión de Brasil de retirar su oferta para acoger la Cumbre del Clima de 2019 (COP25), un asunto que inquieta si se tiene en cuenta que es el país que alberga la mayor parte de la Amazonía. Además, el polémico presidente electo, Jair Bolsonaro, ha insinuado su intención de salir del Acuerdo de París, en línea con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

“Organizar la COP25 era una ocasión para decir al mundo que estamos comprometidos con el medioambiente y Bolsonaro esto no lo entiende. Él cree que el cambio climático es una cosa de activistas que gritan”, señala Suzana Kahn, ingeniera mecánica, profesora de la Universidad de Río de Janeiro y ex secretaria de Estado de cambio climático de Brasil (2008- 2010).

La reducción de los combustibles fósiles, los fenómenos climáticos, la protección de especies y espacios naturales, el acceso a la financiación en materia ambiental, la movilidad sostenible y el uso de las energías renovables serán temas centrales de la cumbre.

En 2015, Brasil se había comprometido a alcanzar en 2025 una reducción del 37 % de sus emisiones de gases contaminantes con respecto a las de 2005 y lograr que la participación de las energías renovables sea del 33% para el 2030. Hoy, esos objetivos penden de un hilo.

Baja convocatoria y un país pro carbón

«Los impactos del cambio climático nunca fueron tan graves como ahora. Esta realidad nos dice que tenemos que hacer mucho más. La COP24 tiene que hacer eso posible», dijoPatricia Espinosa.

La especialista también dejó un mensaje alarmante sobre la contaminación ambiental. «Este año debería ser uno de los cuatro más calientes jamás registrados. Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera están en su punto más alto y las emisiones continúan aumentando».

Al respecto, el secretariado para el Cambio Climático de la ONU y la organización Global Carbon Project presentaron informes en donde constatan una caída de emisiones contaminantes de los países desarrollados hasta 2016, pero que sostienen que globalmente la situación empeoró.

“Lamentablemente, el nivel actual de energías renovables no es suficiente para cubrir el crecimiento en la demanda global de energía y, por tanto, hemos visto que plantas de carbón que estaban funcionando por debajo de su capacidad (la mayoría en China e India) han aumentado su producción”, señalan desde Global Carbon Project.

El documento del secretariado para el Cambio Climático de Naciones Unidas, por su parte, puntualiza que aunque los países desarrollados están avanzando en la reducción de emisiones no se cumple en muchos casos con los objetivos, por lo que es necesaria más ambición política entre sus dirigentes.

El principal compromiso del Acuerdo de París, firmado en 2015 por casi 200 países, es limitar la subida de la temperatura a 2 ºC respecto a la era preindustrial, e idealmente a 1,5 ºC. Sin embargo, un reciente informe de los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), afirma que los compromisos han quedado obsoletos y que hoy solo podrían evitar que el mundo supere los 3 ºC.

La cumbre de Katowice también ha sido marcada por las ausencias, ya que solo algunos dirigentes confirmaron su asistencia. Pese al llamado «diálogo de Talanoa» (una serie de encuentros en curso para intentar aumentar los objetivos), los observadores temen que la mayoría de Estados, deseosos de revisar sus compromisos para 2020, esperen otra cumbre convocada por el secretario general de la ONU en septiembre de 2019 en Nueva York para mostrar sus objetivos.

En cuanto a Polonia, anfitriona del acto y firme defensora de su industria del carbón, su principal objetivo es que se adopte el manual de uso del Acuerdo de París. Así como una ley necesita de un decreto de aplicación, el tratado firmado en la capital francesa requiere de unas reglas precisas para ser puesto en marcha, especialmente sobre la transparencia, es decir, como los Estados rendirán cuenta de sus acciones, su financiación o sus resultados.

Los países desarrollados se comprometieron a aumentar a 100.000 millones de dólares anuales para 2020 la financiación de políticas climáticas de los países en vías de desarrollo. Pero aunque según la OCDE esos flujos vayan en aumento, muchos países del sur reclaman compromisos más claros para cumplir esa promesa.

Estas reglas también determinarán el grado de flexibilidad de aplicación en los países más pobres. «El acuerdo de París no puede aplicarse sin financiación para que los países en vías de desarrollo tomen medidas. Cuanto más tengan que esperar los países pobres, más caro costará», advirtió Gebru Jember Endalew, presidente del grupo de países menos avanzados.

Fuentes:

– Comenzó en Polonia la cumbre sobre cambio climático de la ONU con un alarmante mensaje: «El impacto nunca fue tan grave como ahora» / Infobae

– “Bolsonaro cree que el cambio climático es una cosa de activistas que gritan” / El País

– Latinoamérica buscará en la COP24 más recursos contra el cambio climático / EFE

– La COP24 constata que caen las emisiones en los países ricos pero empeoran globalmente / EFE

Foro Ambiental