Chubut: masiva movilización en rechazo a la cumbre minera en Telsen

Miles de personas marcharon para defender la prohibición de la actividad que rige en la provincia. La policía reprimió y hubo heridos.

 

Vecinos y ambientalistas de diferentes partes de Chubut marcharon en la localidad de Telsen en rechazo a la cumbre minera que intendentes y el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, realizaron para tratar de impulsar la actividad extractiva en la provincia.

“La cumbre pretende habilitar minería en una provincia donde está prohibida”, afirmó Pablo Lada, miembro del Movimiento Antinuclear de Chubut y de la Unión de Asambleas Patagónicas.

“El agua vale más que el oro” y “No al saqueo, no a la violencia, no a la contaminación, no a la mina” fueron algunas de las pancartas que poblaron la marcha. El gran lobby que los funcionarios se encargaron de realizar durante la previa no fue suficiente, Lada afirmó que “la cumbre fue un fracaso político, ya que hubo más policías que funcionarios”.

Pese a que fue invitado, el gobernador de la provincia Mariano Arcioni anunció su decisión de no participar de la cumbre a raíz del fuerte repudio popular: “Como gobernador acompaño esta visita nacional pero no voy a estar formando parte del debate que está previsto en Telsen, porque creemos que no están dadas las condiciones para un debate esclarecedor en relación a un tema en el que es imprescindible el consenso social”.

Durante la marcha, que se concentró frente al ingreso del gimnasio municipal, lugar donde se llevó a cabo el encuentro, se hicieron presentes más de 2 mil personas provenientes de Comodoro Rivadavia, Trelew, Rawson, Puerto Madryn, Puerto Pirámides, Sierra Grande, Viedma, Maquinchao, Fiske Menuco, Bariloche, El Bolsón, Lago Puelo, Esquel, Trevelin, Gualjaina y Neuquén, más las comunidades Huenchuman y Fentren Kimun.

“Vinimos a expresar el repudio, porque el ministro en lugar de controlar está siendo parte de los proyectos mineros. Estamos en una localidad que tiene sólo 4 horas de agua por día, pero pretenden impulsar la minería, que consume grandes cantidades de agua dulce y pone en riesgo el río Chubut”, sostuvo Romina, una de las participantes.

El objetivo del Gobierno Nacional y de los mandatarios locales que adhieren a la minería es modificar la Ley provincial 5001 (ahora denominada XVll-68), responsable de que hoy esté prohibida la actividad minera a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción.

De esa manera, pretenden reactivar el Proyecto Navidad de la multinacional canadiense American Silver, la segunda productora primaria de plata. Ubicado en la meseta central chubutense, está considerado el mayor reservorio de plata del mundo sin explotar y actualmente se encuentra suspendido desde que entró en vigencia la norma provincial.

De acuerdo a Lada, “lo que viene sucediendo desde que asumió Macri es una embestida aún mayor para avanzar con la minería contaminante. Sobre todo, con el Proyecto Navidad que es el emblema. Habilitar la minería en Chubut sería un gran triunfo para las multinacionales porque podría producir un efecto inverso al que generó Esquel en 2003 en todo el país, después del plebiscito. Ahora también Chubut es muy importante”.

Pese a que la empresa y el gobierno prometen 9.000 puestos de trabajo en la etapa de construcción y 3.500 en la etapa de operación, la negativa sigue siendo mayoritaria y para los ambientalistas es simplemente “un cuento más” de los tantos que se escucharon en la provincia cada vez que una compañía intentó torcer la voluntad popular.

Además de la Ley 5001, que fue impulsada en abril del 2003 por exigencia de la propia ciudadanía, el artículo 103 de la constitución provincial dice que “todos los recursos naturales radioactivos cuya extracción, utilización o transporte, pueden alterar el medio ambiente, deben ser objeto de tratamiento específico”. Sin embargo, no parece ser un motivo importante para el gobierno.

“Acá, si se habilita la minería van a venir por todo y esto va a ser un queso gruyere. Chubut es uno de los destinos más deseados por estas multinacionales. Navidad está en el centro norte de Chubut, casi al límite con Río Negro, plena meseta. Ellos dicen que hay agua para todo pero la verdad es que la poca agua que hay es de un acuífero que se llama Sacanana”, añadió el ambientalista.

Represión

Aunque la marcha logró gran adhesión, los participantes también denunciaron que fueron reprimidos por la policía luego de que a uno de los curas católicos de la ciudad se le negará, pese a estar acreditado, el ingreso a la “cumbre”.

“¿No valemos los que estamos? ¿No servimos? Somos 2 mil personas y nos pasan por arriba en este debate. La comunidad mapuche – tehuelche nos acompaña en esta lucha contra la megaminería y en especial contra el Proyecto Navidad. Pero hay otros que están de acuerdo porque piensan que van a tener trabajo. Cuando pude hablar, repudié la represión y puse el acento en que la meseta va a sufrir un montón si se avanza con estos proyectos”, expresó el Padre Tono, que resultó golpeado, en la Radio Comunitaria Sudaca de Trelew.

El asambleísta Iván Marín, uno de los que recibió disparos (en el muslo izquierdo y en el brazo), relató que “golpearon mucho a dos compañeras y, mientras eso sucedía, tiraban balas de goma”.

El párroco, que pese a la represión, finalmente pudo ingresar al gimnasio, agregó: “Van a destruir Gan Gan, los ranchos de Adobe no aguantan el paso de los camiones. Traigo la Voz de la comunidad mapuche – tehuelche. No tenemos una silla puesta en este debate. No creo en sus datos. Somos pobres pero dignos”.

Se calcula que hubo más de 300 efectivos de la Policía Federal, de la Infantería y del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) que formaron sendos cordones de seguridad en el lugar donde se encontraron el ministro de Energía Juan José Aranguren, integrantes de la Cámara Minera de Chubut, intendentes de la meseta provincial y legisladores provinciales.

Fuente: Foro Ambiental

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave