Santa Fe: lanzan un proyecto de ley para aumentar los impuestos de los productores que usan agroquímicos

El legislador Fabián Palo Oliver propuso subir hasta un 100 por ciento el impuesto inmobiliario a los agroquímicos. “Queremos preservar los recursos naturales, promover la salubridad alimentaria y dignificar el trabajo de las familias agricultoras”, afirmó.

 

Tener un campo con cultivos transgénicos o fumigar con glifosato en Santa Fe, podría significar que haya que pagar un impuesto mayor en el futuro. El diputado provincial (UCR-FPCyS), Fabián Palo Oliver, presentó un proyecto en la Legislatura de Santa Fe para establecer una mayor carga impositiva sobre los espacios rurales en los que se utilicen agroquímicos.

“Queremos preservar los recursos naturales y su biodiversidad, promover la seguridad y salubridad alimentaria, y dignificar el trabajo de las familias agricultoras”, afirmó. 

Con el objetivo de desalentar el uso de productos fitosanitarios, el legislador propuso aumentar hasta un 100 por ciento el impuesto inmobiliario de las explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales que apliquen algún tipo de agroquímico

Este no es el primer proyecto que Palo Oliver, quien también fue el intendente de Santo Tomé, propone en defensa del medio ambiente. Desde hace años, el radical promociona la implementación de sistemas de producción agroecológicos en distintas partes del territorio santafesino.

“En un primer momento presentamos una iniciativa estableciendo un marco regulatorio para los sistemas agroecológicos. Luego ingresamos otro proyecto de ley reduciendo hasta el 50% el valor anual de la carga inmobiliaria para las producciones orgánicas”, destacó.

La suba del impuesto inmobiliario a los agroquímicos cuenta con el apoyo de otros diputados provinciales como Rubén Giustinani (Igualdad y Participación) y Carlos del Frade (Frente Social y Popular). “Este tipo de incentivos, que no se trata de un balance de ingresos y egresos contables o una simple operación sobre lo que deja de percibir el Estado Provincial, no tiene otro afán más que preservar y mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos“, se destaca en el texto presentado.

Reacción de la agroindustria

El diputado radical recibió críticas de productores y dirigentes del sector, como el caso de Ignacio Mántaras, secretario de la Confederación de Sociedades Rurales de Santa Fe (CARSFE), que tuiteó: “Políticos que ignoran la realidad productiva de su provincia, con sesgos ideológicos peligrosos, pero que en definitiva logran lo que buscan, un buen titular en los medios para mendigar un lugar en futuras listas de elecciones”.

También se manifestó en contra del aumento del impuesto inmobiliario a los agroquímicos la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, quien dijo estar “en total desacuerdo” con el proyecto del diputado. “Como mensaje a la sociedad es equivocado y nos saca de un eje de discusión. Tenemos que hablar de buenas prácticas agrícolas”, justificó la funcionaria.

Al respecto, Palo Oliver ratificó la necesidad de desalentar la aplicación de productos fitosanitarios y fue contundente. “Algunos creen que es suficiente controlar su aplicación y otros creemos que por más que se aplique correctamente, los agroquímicos contaminan”, respondió.

Fuente: Foro Ambiental