Alpinismo, un deporte que se volvió más extremo por culpa del cambio climático

Los escaladores se ven comprometidos por el aumento de los deslizamientos de laderas, caídas de piedras y avalanchas de hielo o nieve.

El calentamiento global avanza y son muchas las actividades que se ven comprometidas por este fenómeno. Ahora, una de las apuntadas es el escalamiento. En España, la Federación de Entidades Excursionistas, de Alpinismo y Escalada de Cataluña afirma que muchas cordilleras de todo el mundo sufren un importante deterioro por el calentamiento global, lo que intensifica las avalanchas y los desprendimientos.

A principios del 2019, tres montañistas catalanes de entre 24 y 26 años, así como un guía peruano, fallecieron cuando descendían del Nevado Mateo, en los Andes de Perú. De acuerdo a un portavoz policial, al parecer, fueron víctimas de una avalancha de nieve que les desplazó más de 200 metros montaña abajo.

“En los últimos años, Los Andes en Perú han cambiado mucho. Antes se huía de las grandes paredes verticales y se optaba por las cornisas porque eran rutas más lógicas y seguras. Sin embargo, las cornisas van desapareciendo y las rutas que antes eran más accesibles se están convirtiendo en peligrosas, por esto ahora se opta por las paredes de nieve”, explicó Jordi Font, un veterano alpinista experto en la zona.

En 2011, Arnaud Temme y tres amigos más estaban escalando la vía Rottalgrat, una dura ruta en la cara oeste del pico Jungfrau, en Suiza, cuando las rocas empezaron a llover sobre sus cabezas. Por suerte, Temme, un experimentado alpinista, y sus amigos salieron ilesos, nada más que con lesiones leves.

Aquella noche, ya al calor de la hoguera, repasaron todos sus movimientos a la par que comprobaban que su pequeña guía de montaña, la cual fue escrita hacía una década, les indicaba que ésta era una ruta libre de desprendimientos. “Sin embargo”, comentó Temme días después, “otra guía más reciente indicaba la alta probabilidad de desprendimientos en esta otrora segura ruta”.

Arnaud Temme es un experimentado alpinista suizo que, ante el aumento de los desprendimientos en rutas que hasta hace poco eran consideradas “seguras”, se enmarcó en un complejo estudio de 3 años para analizar el fenómeno. Los resultados, que fueron publicados en la revista científica internacional Geografiska Annaler, comprobaron que existe una relación directa entre el cambio climático y los aumentos de los deslizamientos de laderas, las caídas de piedras y avalanchas de hielo o nieve.

El aumento de las temperaturas en las montañas y que el hielo necesite una mayor altitud para formarse son los principales factores del peligro de desprendimientos, así como lo es el permafrost cambiante o la capa subterránea que ha permanecido congelada durante años y años y que cada vez se derrite a mayor velocidad y a altitudes más bajas.

Según un artículo publicado en el Swiss Alpine Club, se derritió más permafrost en Suiza el año pasado que cualquier otro año desde que se tienen registros.

Este fenómeno, como la migración de plantas a cotas superiores, es la consecuencia del cambio climático, por lo que Temme cree que el peligro de desprendimientos seguirá en aumento. “Va a empeorar”, asegura Temme. “El hielo y la nieve se están derritiendo y las rocas están esperando a caerse. No veo un mecanismo que pueda detener esto y reducir los niveles de nuevo”.

Temme descubrió que las guías empezaron a reseñar advertencias de desprendimiento en la década de los 60, siendo mucho más pronunciadas ya en los 90 y comienzos del siglo XXI. La mitad de las 63 rutas alpinas en el Oberland bernés, la región suiza que estudió, han cambiado a peor. “Se puede ver esa progresión fácilmente, siete de las 63 rutas han sido borradas de las guías, como si nunca hubieran existidos, básicamente porque son demasiado peligrosas”.

También Ignacio Palomo, investigador en El Centro Vasco para el Cambio Climático, sostiene que “el cambio climático afecta indirectamente a la accesibilidad de rutas de montaña”. Los glaciares que se utilizan para las ascensiones pierden consistencia y el deshielo aumenta los caudales fluviales haciendo peligrosas rutas que antes no lo eran.

Para Temme, “no hay que dejar de escalar pero sí extremar los cuidados”.

Además, para muchos expertos ambientales es innegable que existe relación entre el calentamiento global y el aumento de fenómenos de riesgo en la montaña. Un artículo de la revista Mountain Research and Development recoge datos sobre cómo ha cambiado la fisonomía de los Alpes austríacos en los últimos años. El aumento de las temperaturas debido al cambio climático, ha producido un retroceso de los glaciares y del suelo que lleva años manteniéndose por debajo de los 0º, un fenómeno también conocido como permafrost que pide un medidas urgentes.

Fuentes:

– Los alpinistas achacan al cambio climático el accidente de montañeros en Perú / EFE

– El calentamiento global compromete la seguridad de los alpinistas / plataformazeo.com

– Cómo el cambio climático está haciendo el montañismo cada vez más peligroso / salyroca.es

Foro Ambiental